Penales federales necesitan custodios: CNDH

Solicita a titular de SSP federal evaluar necesidades de personal.

El personal de seguridad y custodia de los seis Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) que hay en México —cuatro de máxima seguridad— es insuficiente, lo que pone en riesgo el mantenimiento del orden y disciplina en los mismos, afirmó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.


Precisó que según los propios directivos de estos centros de reclusión hay un déficit de por lo menos 920 elementos de seguridad y custodia, por lo que solicitó al secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, que evalúe las necesidades de personal y asigne los recursos humanos que se requieran.


El organismo a cargo de José Luis Soberanes Fernández manifestó su preocupación porque derivado de la insuficiencia de personal, en la Colonia Penal de las Islas Marías, por ejemplo, los custodios se ven obligados a laborar en forma continua “sin gozar de un día de descanso a la semana y que además tengan que permanecer disponibles al término de sus jornadas.”


En el informe 3/2009 del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura sobre los Centros Federales de Readaptación Social —que concluyó el pasado 6 de mayo—, la CNDH también destacó que otro problema “que afecta la seguridad institucional” es la falta de capacitación del personal en prevención de la tortura.


Para elaborar este reporte, visitadores de la CNDH realizaron visitas de supervisión del 9 al 26 de febrero del 2009 en los Ceferesos número 1 “Altiplano” en Almoloya de Juárez, estado de México; 2 “Occidente”, en El Salto, Jalisco; 3 “Noroeste”, en Matamoros, Tamaulipas y el 4 “Noroeste” en Tepic, Nayarit, que son de máxima seguridad. Además visitaron la Colonia Penal Federal de Islas Marías, en Nayarit, y el Centro Federal de Readaptación Psicosocial en ciudad Ayala, Morelos.


En sus visitas encontraron que en la Colonia Penal de Islas Marías las autoridades aplican correctivos disciplinarios que violan la Constitución, pues a los internos se les aísla sin que se respete la garantía de audiencia previa y sin que reciban la visita de algún médico que verifique su estado de salud para evitar que su estancia en el área derive en un trato cruel.


En cuanto a la insuficiencia de personal, la CNDH detectó que en el Cefereso 1 “Altiplano”, según su director de seguridad, hay tres grupos de 100 elementos cada uno encargado de la vigilancia interior, pero que para cumplir con sus labores de manera adecuada se requieren al menos 50 elementos más por cada grupo.


En el Cefereso 2 “Occidente” hay tres grupos de 100 elementos cada uno para resguardar el interior del penal y tres grupos de 15 elementos cada uno para el exterior. Pero a decir de su director de seguridad, faltan casi 150 elementos para la seguridad interna y 50 más para la externa.


En el Cefereso 3 “Noroeste” hay tres grupos de 75 elementos para la seguridad interna y de 15 para la exterior. Su director de seguridad señaló que falta personal que vigile el traslado de internos a juzgados y locutorios y que supervise la visita familiar e íntima, por lo que se requieren 150 elementos más para la seguridad interna y 50 para la externa.


En el Cefereso 4 “Noroeste” hay tres grupos de 60 elementos para la vigilancia interna y de 13 para la externa. Aquí se requieren 150 elementos más para la seguridad interna y 50 para el exterior.


En la Colonia Penal de las Islas Marías hay sólo 48 elementos de seguridad que laboran a diario de 05:00 a 20:00 horas, por lo que para mejorar el servicio la plantilla debe aumentar a 120 custodios.


Sobre al derecho a la protección a la salud, la CNDH halló que en los Ceferesos 1 y 4 también hay ausencia de especialistas y equipo que no funciona, por lo que estas anomalías “ponen en riesgo la salud de las personas privadas de su libertad”.



 


Alcántara, L. (2009, mayo). CNDH: faltan custodios en los penales federales. El Universal
Recuperado el: 25 de mayo de 2009
Disponible en:
http://www.eluniversal.com.mx/nacion/168392.html
 
 

POBLANERIAS.COM

Scroll to top