Recomiendan elaborar un plan de vida para jubilación

Síntomas como depresión, soledad y tristeza aumentan cuando ya no se trabaja, señala el IMSS.

Puebla, Puebla.- Elaborar un plan de actividades cuando se llega el momento de la jubilación sería perfecto para que el adulto mayor no entre en etapas depresivas, de soledad, tristeza o alguna adicción al alcohol o al tabaco.

La jubilación puede convertirse en una etapa de tranquilidad y felicidad si se planean las actividades a tiempo, de lo contrario, podría convertirse en un periodo depresivo que conlleve a tener otra clase de problemas ya sean físicos o emocionales.

Las cargas de trabajo y las exigencias durante la etapa laboral, generalmente obligan a limitar o posponer las actividades personales y familiares, no obstante, cuando se llega a la etapa de jubilación, aunado al fenómeno del \”nido vacio\” (cuando los hijos se casan y se van), puede hacer sentir a la persona que “ya no sirve para nada”.

Explicó el doctor Francisco Javier Romero Bedolla, psicólogo del Hospital General Regional Nº 36 \”San Alejandro\” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, que cuando se llega la jubilación es necesario planear nuevas actividades para no perder el deseo de vivir.

El especialista explicó que aquella persona que no hace planes para esa etapa tan importante es propensa a caer en una profunda depresión; padecimiento que regularmente dura de tres meses a tres años.

El psicólogo señaló que ese ciclo es especial, porque esa época de la vida coincide por un lado, con una mayor madurez, y por el otro, con un desajuste emocional que puede acentuar o generar ciertos padecimientos de salud.

Las enfermedades degenerativas
como la hipertensión o diabetes y las fracturas de cadera, muñeca o rodilla, son muy comunes a esa edad. El aislamiento familiar y las adicciones al tabaco o al alcohol pueden mermar con mayor celeridad la vida y el estado de ánimo de la persona jubilada.

Finalmente, Romero Bedolla recomendó a los jubilados disfrutar de paseos culturales o recreativos; emplearse por medio tiempo si así lo prefiere; asistir con la familia o con un grupo afin al cine, a bailar o a practicar actividades deportivas. Esto les ayudará a llevar una vida saludable y a sentirse útiles, acompañados y, sobre todo, amados.

POBLANERIAS.COM

Scroll to top