Daniel Sada (1953-2011)

El mismo día que la SEP diera a conocer a los ganadores de los premios anuales en ciencias y artes murió uno de los galardonados, Daniel Sada Villarreal. Este año inexplicablemente la SEP tardó (se tomó la molestia) de enviar un escueto boletín de prensa con el nombre de los ganadores. Sada ya no lo supo: murió luego de permanecer internado y sedado en una clínica del ISSSTE, en el DF.
   
El viernes anterior, en la noche, Daniel Sada murió.
   
Sada era -es- uno de los narradores más significativos del país.
   
Cuando se habla de su obra se le clasifica, por su lugar de nacimiento, dentro de la corriente de "La narrativa del desierto", junto a Gardea y otros. A él no le gustaba que lo encasillaran dentro de esa denominación.
   
Autor de Lampa Vida, Porque perece mentira la verdad nunca se sabe, Casi nunca Ritmo delta y Luces artificiales, Sada fue autor además de una innumerable colección de cuentos y de poesía.
   
Nacido en 1953, en Mexicali, fue un escritor prolífico: su novela Una de dos fue llevada con éxito al cine y en 1992 obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia por Registro de causantes.
   
A Daniel Sada lo conocí hacia 1978 en Zacatecas.
   
Le gustó Jerez para vivir ahí, el pintoresco lugar donde naciera Ramón López Velarde.
   
Lo recuerdo siempre sonriendo y mandando acertijos con quienes compartía alguna copa de vino tinto mientras jugaba el ajedrez que lo apasionaba tanto.
   
La última vez que hablé con él vía telefónica me dijo que se sentía bien, que nada lo aquejaba.

Y río quizá desganado. Tenía proyectos y ganas de vivir.
   
Descansa en paz, querido Daniel.

@Jean_53
jgsampe@yahoo.com.mx

POBLANERIAS.COM

Scroll to top