Javier García Ramírez y su largo historial de anomalías

Puebla, Puebla.- Javier García Ramírez, ex secretario de Obra Pública, enfrenta una orden de aprehensión por el delito de enriquecimiento ilícito.

El ex funcionario era uno de los colaboradores más cercanos del ex gobernador Mario Marín Torres, quien lo nombró su secretario de Obra Pública en el municipio, cuando fue alcalde de Puebla en la gestión de 1998 – 2001.

Posteriormente, al asumir la gubernatura del estado, Mario Marín le dio a García Ramírez la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública (SEDUOP).

Durante este cargo enfrentó varios cuestionamientos por los malos manejos en el ejercicio de su administración.

De acuerdo con archivos periodísticos a Javier García, se le vinculó en presuntos negocios con Javier Luévano y José Abed, este último dueño del Grupo Aristos, que trabajó con el gobierno de Manuel Bartlett y a quien le fue asignada la obra de ampliación del Arco Poniente del Periférico.

Además se le adjudicó la propiedad de la Constructora “Construcciones y Pavimentos del Centro S.A. de C.V”, a través de la cual prestaba servicios al gobierno auto-contratándose obra, según denunciaron en su momento los propios trabajadores.

También fue vinculado con la Casa de Bolsa Vector, propiedad de la esposa del ex secretario de Finanzas Gerardo Pérez Salazar, cuyo hermano Ignacio, fungió como secretario particular de García Ramírez y cobraba el 20% de las comisiones que eran invertidas en la casa de bolsa.

García Ramírez adquirió diversas propiedades en zonas lujosas de Puebla, que puso a nombre de sus dos hijos y su esposa. Se trata de una casa en Jardines de Zavaleta, un terreno en Villa Encantada y un departamento residencial en la Reserva Atlixcáyotl según consta en el registro de propiedad.

Además al funcionario se le señaló por los retrasos y sobreprecios en obras como la del Centro Expositor, la Vía Atlixcáyotl y La Célula, magna obra del gobierno de Mario Marín Torres que se convirtió en un elefante blanco.

Costo político para el PRI en próximas elecciones


Juan Carlos Lastiri Quirós,
dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reconoció que al tricolor le afectará en las próximas elecciones presidenciales, la orden de aprehensión por enriquecimiento ilícito en contra de Javier García Ramírez, ex secretario Obras Públicas, quien hoy en día se encuentra prófugo de la justicia.

No podemos ocultar el sol con un dedo, claro que hay una afectación debemos reconocerlo pero el PRI no debe asumir culpas individuales”, sentenció.

Esta, sería la segunda orden de aprehensión en contra de un ex secretario del gabinete del gobierno de Mario Marín Torres, luego de la detención y encarcelamiento del ex secretario de salud, Alfredo Arango García.

Al respecto, Lastiri aseveró que en el estado se debe aplicar la ley sin tintes políticos, por lo que si la autoridad encontró conductas ilícitas en contra García Ramírez, ”tiene el derecho de defenderse, ser escuchado para presentar pruebas y así desarticular la acusación en su contra”, externó.

Finalmente comentó que su partido tiene que realizar un trabajo en las elecciones y “quien haya generado una conducta contraria a derecho tendrá que responder”.

POBLANERIAS.COM

Scroll to top