Violaciones a Derechos Humanos, una constante en Puebla

Parte 2

Puebla, Puebla.- A un año de rendir protesta como gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle ha sido objeto de polémica y críticas en materia de Derechos Humanos.

Fue desde la campaña cuando algunos sectores de la población externaron su rechazo hacia el nombramiento de Ardelio Vargas Fosado, como secretario de Seguridad Pública, dependencia que en un año acumula 11 recomendaciones de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del Estado y 54 quejas iniciadas.

Recién llegado, Vargas Fosado decidió hacer sentir su presencia con un operativo realizado en la 46 Poniente, donde se decomisó mercancía y autos, además de asegurar a más 50 personas que posteriormente fueron puestas en libertad, mientras que la mercancía fue declarada como legal.

Tras el operativo y luego de más de un mes de no poder trabajar porque la Secretaría de Finanzas se negaba a regresar la mercancía, los comerciantes se manifestaron el día que Moreno Valle presentó sus “logros” a 100 días de gobierno.

La situación terminó en un zafarrancho, debido a que bajo las órdenes de Vargas Fosado, policías quisieron disolver la protesta rociando gas lacrimógeno entre los participantes. Ello generó afectaciones en menores de edad de una primaria cercana a la manifestación.

Finalmente una recomendación de la CDH Puebla dejó ver los excesos cometidos por los uniformados.

Tras este hecho, siguió un violento desalojo en Chignahuapan que derivó en otro expediente contra Vargas Fosado. Sobre este caso, meses después se dio a conocer una grabación en la que Ardelio Vargas y los mandos de la Secretaría de Seguridad Pública ordenaban agredir a reporteros gráficos para recogerles sus herramientas de trabajo y evitar que los excesos en el operativo, se dieran a conocer en medios de comunicación.

Por otra parte, se han registrado una serie de cateos, detenciones ilegales y tortura para resolver crímenes, como en el caso de los homicidios ocurridos en la colonia La Paz en septiembre pasado. Los expedientes de estos hechos están en la CDH.

Versiones periodísticas revelaron que durante el 2011 la CDH recibió 54 quejas contra la Secretaría de Seguridad Pública y 118 contra autoridades penitenciarias.

Pese a esto, cuando Vargas Fosado es cuestionado sobre sus métodos, asegura que mantendrá la gobernabilidad en el estado y está dispuesto a aceptar las consecuencias que tenga que asumir.

La Procuraduría General de Justicia es otra de las dependencias que tiene mayores quejas y recomendaciones por la CDHE.

Durante el 2011, la dependencia recibió ocho recomendaciones por incumplimiento del deber, privación de la libertad personal, maltratos, golpes, negación al derecho de petición y falsa acusación.

Una de estas, derivada de la detención ilegal de una menor de edad, a quien junto con su concubino, relacionaron con el asesinato de Verónica Castelán Cuoto.

Recientemente, a nivel federal se aprobaron las reformas constitucionales en materia de derechos humanos, donde se establece entre otros temas, que las autoridades deberán acatar las recomendaciones de manera obligatoria y de no hacerlo deberán comparecer ante el Congreso local.

Sin embargo estas reformas no han entrado en vigor en el estado, debido a que los diputados locales no han discutido el tema.

POBLANERIAS.COM

Scroll to top