Moreno Valle pierde a su más poderosa aliada, Elba Esther Gordillo

Moreno Valle pierde a su más poderosa aliada, Elba Esther Gordillo
Puebla, Pue. 07-04-2011.- Rafael Moreno Valle Gobernador y Elba Esther Gordillo, durante la firma de Convenio Impulso por la Calidad Educativa, entre el snte, la sep y el gobierno estatal. Foto.- Hilda Ríos/Esimagen.com.mx!!

Foto: Es Imagen

La detención de la ex dueña del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, a quien Carlos Salinas le entregó el sindicato más poderoso de América Latina desde 1988, podría tener repercusiones importantes en Puebla, debido a que el gobernador Rafael Moreno Valle habría perdido a su más poderosa aliada desde el 2003.

El ex gobernador Melquiades Morales fue quien enlazó a Elba Esther Gordillo con Moreno Valle desde la campaña por la gubernatura de Puebla en 1998, cuando Melquiades Morales contó con el apoyo explícito de “la maestra”, quien festinaba que Manuel Bartlett dejara Puebla; ya que desde que el segundo fuera titular de la SEP las relaciones entre ambos no fueron buenas.

En el 2000, Elba Esther hizo una cosa muy buena en política: fundó junto a otros líderes sociales, económicos y políticos, como Carlos Slim y Demetrio Sodi el grupo San Ángel, que apuntaló la candidatura presidencial del panista Vicente Fox Quesada para derrotar a la “dictadura perfecta” en las elecciones presidenciales de ese año.

Como premio, Fox Quesada y, sobre todo su esposa, Martha Sahagún, la convirtieron no solamente en cómplice del régimen panista, sino en un puntal del mismo.

Pero fue hasta el 2003, cuando Elba Esther Gordillo Morales y Rafael Moreno Valle coincidieron en la fracción de diputados federales del PRI, que la relación entre ambos se afianzó y “la maestra” tomó bajo su protección al hoy gobernador de Puebla, ya que ella era la coordinadora de los priístas y él uno de sus más cercanos en la “burbuja”.

En el 2004, ella intervino como enlace entre ambos para que Moreno Valle aceptara que no punteaba en las encuestas internas del PRI y se decidiera a apoyar al entonces “precandidato incómodo”, Mario Marín Torres, dejando a un lado al hoy delegado de Conagua, Germán Sierra Sánchez.

Elba Esther en Puebla

El acuerdo entre Moreno Valle y Mario Marín era que el gobernador lo apoyaría, en el 2006, para ser senador de la República…compromiso que, como muchos otros, el “góber precioso” no cumplió, porque impuso como candidato a su amigo y compadre Mario Montero Serrano y dejó que Melquiades Morales encabezara la fórmula del PRI. Mientras, Moreno Valle fue presidente del Congreso local como diputado del PRI, en la única parte del convenio que el “góber precioso” sí respetó.

Con la mediación de Elba Esther Gordillo -que ya había sido expulsada del PRI por Roberto Madrazo Pintado, que la acusó de haber fundado su propio partido, Nueva Alianza, mejor conocido como el PANAL- Rafael Moreno Valle se salió del PRI en el 2006 luego de no ser candidato a senador y encontró abiertas las puertas del PAN, que a través de “la maestra”, de su aspirante presidencial Felipe Calderón y de panistas locales como Ángel Alonso Díaz Caneja, Rafael Micalco, entre otros, pudo obtener la ansiada postulación al Palacio de Covián.

Moreno Valle venció claramente a su mentor Melquiades Morales y, por primera y hasta ahora única vez en la historia de Puebla, en el 2006 el PAN le quitó al PRI las senadurías de mayoría. En este triunfo fue, insisto, básica la mediación de Elba Esther Gordillo, que le abrió a su protegido las puertas grandes del PAN.

En pago por haberle ayudado a ganar, Felipe Calderón le entregó a Elba Esther varias posiciones políticas importantes para sus allegados y familiares, como su yerno Fernando González (SEP) y sus protegidos: Roberto Campa Ciprián (Consejo Nacional de Seguridad Pública), Miguel Ángel Yunes Linares (ISSSTE) y la senaduría de Moreno Valle, entre otras.

La segunda epifanía de Elba Esther

En el 2010, Elba Esther Gordillo tuvo otro gran éxito político, otra epifanía, al haber contribuido de manera decidida a que Puebla se deshiciera del “góber precioso”, que a través de sus títeres Javier López Zavala, Mario Montero Serrano y Lauro Sánchez, entre otros pretendía erigir un “marinmato” para que hasta sus hijos “heredaran” la gubernatura.

Con el apoyo ¿financiero?, logístico y político de Elba Esther Gordillo y Felipe Calderón, Moreno Valle venció claramente al delfín marinista, Javier López Zavala, y ganó la gubernatura de Puebla en el 2010, la primera y hasta ahora única vez en que el albiazul ha obtenido esa posición.

Dicen los que saben, que Elba Esther fue la que le pidió a Moreno Valle que respetara a Mario Marín y que no intentara meterlo a él ni a su familia a la cárcel, pese a ser el ex gobernador más desprestigiado en la historia reciente de Puebla y el país.

Moreno Valle ha cumplido los acuerdos con su protectora política, otorgando generosas cantidades de dinero (514 millones de pesos nada más en el 2011, según la Auditoría Superior de la Federación, diario Vanguardia).

Cada quien elige a sus verdugos

También le dio cobijo político en malos tiempos, porque el pasado 15 de enero del 2013 el gobernador de Puebla fue bastante generoso con “la maestra” al mencionarla de manera muy afectuosa en su II Informe de labores, a pesar de que la ex dueña del SNTE ya había caído de la “gracia presidencial”, como se lo demostró Peña Nieto al nombrar a Emilio Chuayffet en la SEP y presentar una “reforma educativa” que acotó su poder.

Moreno Valle también le cumplió a la maestra, al ordenar que el Congreso local retrasara la reforma educativa presidencial hasta que las legislaturas de otros estados y la federal la volvieron legal.

Incluso, hay versiones que señalan que el también chiapaneco como “la maestra”, el diputado del PAN y morenovallista Néstor Gordillo, sería pariente de la ex propietaria del SNTE.

En este caso, la ya declarada guerra abierta de Peña Nieto contra Elba Esther Gordillo no solamente reposicionará al PRI y al presidente a nivel nacional, sino que también podría afectar a los cuadros políticos más cercanos a “la maestra”, como el gobernador Moreno Valle.

Lo curioso es que, en la pasada campaña presidencial, Elba Esther Gordillo y su familia declararon abiertamente que no votarían por su partido ni por su candidato, PANAL y Gabriel Quadri, sino por el PRI y Peña Nieto.

Elba Esther, su hija y senadora panalista Mónica Arriola y su yerno y ex subsecretario de la SEP con Felipe Calderón Hinojosa, Fernando González, eligieron ellos mismos a su hoy verdugo.

rodese70@hotmail.com

http://robertodesachydebate.blogspot.com/

http://www.periodicodepuebla.com.mx/

POBLANERIAS.COM

Scroll to top