Compartir

Las zonas erógenas son partes del cuerpo que excitan tanto a hombres como a mujeres cuando las tocan. Las más populares son el cuello, los senos, las nalgas, pero hay otras más que no son conocidas pero que encenderán el deseo de una forma inesperada.

Hombres:

Pulgar. Chupar el pulgar de un hombre es altamente excitante. Si una mujer comienza chupando el dedo de un hombre de una forma lenta y viéndolo directamente a los ojos, este se enganchará de inmediato en el juego erótico.

Frenillo prepucial. Se cree que los nervios que se encuentran en esta zona son tan sensible como el clítoris. Este se encuentra justo debajo del pene, justo debajo de la cabeza.

Sacrum. Este hueso se encuentra en la espalda, los nervios de esta zona están conectados directamente a los genitales masculinos.

Mujeres:

Muñecas. Esta parte es altamente sensible cuando son besabas y acariciadas, estas zonas son clave en la excitación.

Labios. Los labios estimulan mucho el placer sexual, por lo que no hay que olvidar los besos durante el coqueteo sexual.

Tobillos. Las terminaciones nerviosas de estos están en la vagina y el útero.

 

POB/RLV