Compartir

Una vez aprobado en la Cámara de Diputados el Presupuesto Federal de Egresos (PEF), que a nivel nacional engloba 5.2 billones de pesos como límite para el ejercicio 2018, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, diputado federal del PRI, destacó que se han creado mecanismos para garantizar que Puebla tenga el suficiente financiamiento para reparar los inmuebles dañados por el sismo del 19 de septiembre.

Explicó que ese ejercicio federal contempla varios criterios, entre los cuales destaca el mantener el superávit primario que consiste en gastar menos de lo que se está ingresando, con el objeto de seguir aportando recursos a la deuda nacional, con la meta de disminuir su porcentaje con relación al Producto Interno Bruto (PIB) y con ello seguir en la línea del fortalecimiento de las finanzas nacionales, la cual ha sido una recomendación de las calificadoras internacionales.

El otro criterio que tiene el PEF, detalló, es que se aporta una cantidad importante al Fondo Nacional para la Atención de Desastres Naturales (Fonden) para hacer frente a la reconstrucción en las entidades que así lo reclaman, para lo cual se establece un mecanismo complementario que dote de suficiencia a los estados que tienen una situación financiera comprometida con la creación del Fondo de Reconstrucción.

En entrevista con Poblanerías, explicó que se creó un Fondo de Garantía de 2 mil 500 millones de pesos, en donde –a los estados– se les da la posibilidad de acceder hasta 12 mil 500 millones de pesos en créditos, emitiendo bonos tasa cero; es decir, las entidades federativas solo pagarán los intereses que genere el préstamo correspondiente y con subsecuentes ejercicios presupuestales, se recibirá el recurso para el pago del capital correspondiente.

Para el legislador federal, Puebla tiene más recursos, pues la Federación ha sido “generosa” en el fortalecimiento de las finanzas para la ejecución de obras, acciones y programas.

Explicó que el Fondo de Reconstrucción se trata de un ‘fondo genérico’, donde el gobierno federal aporta como un ‘fondo de garantía’ y dependerá de cada entidad, cuánto ocupa del fondo y que puede ser hasta 12 mil 500 millones de pesos.

Hospitales y Línea 3 de RUTA

Aunque no mencionó la cifra exacta de cuánto dinero recibirá Puebla, dijo que será una que recibirá “más recursos” y podría tener mayor capacidad para utilizar este financiamiento del Fondo de Reconstrucción.

El Fondo de Reconstrucción es un crédito que se les da a los gobiernos de los estados y lo tendrán que pagar en los próximos años con recursos provenientes de la Federación, incluyendo intereses.

De la reconstrucción del hospital de San Alejandro, que resultó el más dañado, existe un planteamiento de reponerlo de manera inmediata y también se consideran fondos para ello. El PEF también contempla recursos para la ampliación del Hospital de La Margarita, que incluye el mejoramiento de su infraestructura, así como la incorporación de 100 camas censables a su capacidad instalada.

En el caso de la Línea 3 del sistema de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) también habrá recursos, así como mejoramiento de la carretera que va de Izúcar de Matamoros a Acatlán de Osorio, la cual se ha venido haciendo por etapas.

De la misma manera se está manejando la conclusión de la mejora de la carretera de Chignahuapan a Zacatlán.

La construcción de la línea 3 de RUTA ya comenzó. Foto: Agencia Enfoque

PEF debe ser despolitizado

Cuestionado sobre el hecho que algunos sectores del PRI acusan que año con año el Gobierno Federal cada vez es más generoso con el Gobierno estatal de Puebla en la entrega de recursos públicos, Giorgana Jiménez consideró que este debe ser “despolitizado”, tomando en cuenta que se trata de dos campos muy distintos.

En este sentido, el legislador priista justificó que la política de la administración federal, es fortalecer a los estados y a los municipios, en el entendido de que Puebla no es el único que se beneficia en el país, pues prácticamente todas las entidades se ven favorecidas.

“Todas las entidades federativas tienen un aumento considerable, independientemente de la filiación política de quien encabece sus gobiernos, lo mismo sucede en Nuevo León, que en San Luis o Baja California, o Jalisco e incluso la Ciudad de México, tienen mejoras importantes, es decir, el criterio no de orden electoral el que ha sido el elemento principal o el de mayor peso para la distribución de los recursos”.

Explicó que lo mismo sucede en los ayuntamientos, en donde se genera un poco más de recursos para hacerle frente a las condiciones o a la demanda que tienen los presidentes municipales por parte de los ciudadanos.

 

 


POB/LFJ