Compartir
Foto: Agencia Enfoque

Aproximadamente 300 ciudadanos se manifestaron la mañana de este martes frente a la sede del Senado para mostrar su rechazo ante la Ley de Seguridad Interior.

Esta ley es rechazada por organizaciones civiles y por partidos de la oposición, ya que podría ocasionar abusos de autoridad por parte de los militares, además de abrir la posibilidad la violación de derechos humanos.

Esta ley se aprobó la semana pasada en la Cámara de Diputados con votos a favor del PRI y el Partido Verde y algunos legisladores panistas.

Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, pidió a Ernesto Cordero Arroyo, y a Ana Lilia Herrera, presidenta de la Junta de Coordinación Política, abran la discusión a las sociedad civil, para que esta iniciativa sea analizada y debatida de forma pública.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos ha informado que organizaciones civiles presentarán 120 mil firmas de ciudadanos inconformes con la Ley de Seguridad Interior.

Cabe señalar que Enrique Peña Nieto, presidente de México, declaró el 29 de noviembre que esta ley “dejó de ser solamente una valiosa propuesta, para convertirse en una imperiosa necesidad”, y declaró que la actuación de los militares durante su sexenio se ha caracterizado por “lealtad y disciplina”.

Sin embargo, diferentes organizaciones de la sociedad civil reclaman que esta ley otorga un poder insospechado a las cúpulas castrenses de México.