Nodo Digital

En marzo de 2017, el capítulo mexicano de Internet Society eligió una mesa directiva interina, que tendría la misión de refinar los estatutos de la Asociación Civil a la que se encuentra ligada el capítulo y definir el rumbo de la organización. De suceder esto, en marzo de 2018, el capítulo podría elegir una mesa directiva conforme a los nuevos estatutos.

A nueve meses de la elección, los miembros del capítulo no cuentan con certeza de los avances referentes a la misión encomendada a la mesa directiva interina. Se trata de algo que resulta paradójico para el capítulo de una organización internacional que defiende el modelo de múltiples partes interesadas y la toma de decisiones basada en el consenso.

Sobra señalar la ausencia de la organización en procesos de políticas y gobernanza de Internet a nivel local, más allá de la presencia de algunos de sus miembros participando a título individual.

Así, al cierre de 2017, Internet Society Capítulo México carece de una visión específica acerca de cómo llevar a la realidad mexicana el paradigma impulsado por Internet Society a nivel global. Se desconoce el avance de la reforma a los estatutos, así como la definición de los objetivos del capítulo.

Idealmente, tales tareas debieron ser impulsadas en ejercicios inclusivos, privilegiando el consenso y la participación de la membresía del capítulo. Sin embargo, nada de esto ha sucedido y se antoja difícil que ocurra en los meses por venir. Lo mejor será que la tarea sea transferida a la mesa directiva que resulte electa en marzo próximo.

 

 


POB/LFJ