Compartir
Foto: Agencia Enfoque

La reforma fiscal de EU podría quedar aprobada a finales de este año o a principios del próximo, lo que podría poner en peligro al peso mexicano, debido a la reducción del 20 al 35% en la tasa corporativa que plantea la Casa Blanca y la Cámara de Senadores.

Esta iniciativa gestaría una mayor liquidez a las empresas estadounidenses, haciendo que los inversionistas estén más interesados en inyectar su dinero en estas.

Esta propuesta todavía debe ser homologada con la versión de la Cámara de Representantes. Cuando se discutió la reforma fiscal en el Senado de los Estados Unidos, el peso tuvo una pérdida del 0.32% (5.9 centavos) lo que quebró su racha de tres semanas de ganancias.

Cabe señalar que esta iniciativa puede propiciar la salida de capitales de varios países, desembocando en una depreciación del peso mexicano.

Si la reforma fiscal es aprobada, el precio del dólar podría llegar a los 19.5 pesos; de no aprobarse la reforma y que EU permanezca en el TLCAN, el peso podría posicionarse a 17.5 pesos por dólar.

El impacto más fuerte podría observarse a mediano plazo, el momento en el que se podría mover el capital.

Cabe señalar que estas decisiones financieras podrían afectar a otros ámbitos, como el costo de la mano de obra en México y los tratados comerciales con otros países.

 

POB/RLV