Las declaraciones realizadas por Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia de la República, sobre la posible amnistía a narcotraficantes para combatir la violencia y la pacificación del país, han abierto un debate sobre el tema.

El tabasqueño afirmó en un mitin llevado a cabo en Guerrero:

Hay que hablar con los mexicanos, con todos, y hay que plantearles de que necesitamos la paz y que todos podemos ayudar a que haya paz en el país. Vamos a explorar todas las posibilidades, desde decretar una amnistía, escuchando también a las víctimas, hasta exigir al gobierno de Estados Unidos que lleve a cabo campañas para aminorar el consumo de drogas.

A raíz de estas afirmaciones surgieron críticas a la propuesta y opiniones en desacuerdo con que en México se lleve a cabo una política de amnistía a narcotraficantes.

Al respecto, Parametría preguntó en una encuesta nacional –realizada en diciembre de 2017– la opinión de los mexicanos sobre otorgar amnistía a los narcotraficantes, y encontramos que existen opiniones divididas a tercios sobre la propuesta.

Un 30% de entrevistados considera que si el gobierno perdonara a los líderes de los carteles del narcotráfico la violencia en el país disminuiría, otro 30% dijo que con el perdón la violencia aumentaría y 28% mencionó de manera espontánea que la medida no tendría impacto en los niveles de violencia del país y seguiría igual; en tanto, 12% de entrevistados no supo que contestar a la pregunta.

Contrario a la posición de algunos columnistas y académicos del País, entre la población no existe un rechazo inminente a la política de amnistía para narcotraficantes, no es la primera ocasión que encontramos este hallazgo, pues otras encuestas realizadas por Parametría, señalan la relación con los cárteles del narcotráfico y los posibles “beneficios” que la población considera pueden traer estos grupos a las comunidades.

En los siguientes párrafos se describen algunas de los datos históricos que muestran estas opiniones.

Según Parametría, algunos resultados indican que los mexicanos perciben “más beneficios” del narcotráfico. Por ejemplo, en la última encuesta de diciembre de 2017, el 43% de los mexicanos está de acuerdo con que el narcotráfico hace más obras públicas en las comunidades que el mismo gobierno.

Otro 40% menciona que el narcotráfico genera empleos; mientras que 33% indica que el narcotráfico genera progreso en las comunidades donde viven los narcotraficantes.

El 26% de mexicanos están de acuerdo en que si el narcotráfico no generara violencia sería una actividad que beneficiaría a su estado y 23% lo concibe como un mal necesario.

También resulta relevante que a pesar de que existe cierto porcentaje de tolerancia al narcotráfico, esto no se traduce en aceptación al consumo de drogas o bien al comercio de las mismas, la mayoría de entrevistados considera que es malo consumir drogas, así lo dijeron ocho de cada diez mexicanos y el mismo número menciona que es malo vender o producirlas.

 

Una de las categorías donde hay un cambio importante es en la pregunta que habla sobre las obras públicas que el narco realiza en las comunidades y es que de 2010 a 2017, ha aumentado el porcentaje de personas que mencionan que el narcotráfico hace más obras públicas que incluso el mismo gobierno, al pasar de 30% a 43% quienes así lo creen.

Aunado al dato anterior, de acuerdo con la serie, en abril de 2016 se registró un máximo histórico de personas que apoyaron la idea de que si el narcotráfico no generara violencia sería una actividad que beneficiaría a su estado, así lo mencionó el 42% de los entrevistados, en la última medición, un 26% de entrevistados sigue inclinándose por dicha posibilidad.

La ciudadanía ha mostrado su apoyo a favor de la liberación de narcotraficantes, tal es el caso de la marcha que se realizó en las ciudades de Culiacán y Guamúchil, Sinaloa en el año de 2014, a favor de la puesta en libertad de Joaquín “El Chapo” Guzmán, este tipo de mensajes son otro ejemplo de lo complejo que es el tema del narcotráfico en México.

Otra pregunta de la encuesta cuestiona a la ciudadanía sobre qué prefieren: que se combata al narcotráfico aunque se genere violencia en el país o bien que no haya violencia aunque existiera narcotráfico y se observa, nuevamente, que personas prefieren pacificar el País en lugar de combatir al narcotráfico, al llegar a 72% quienes así lo manifestaron.

En la última encuesta de la serie realizada en diciembre de 2017, encontramos que más de la mitad de la población (57%) prefiere un país sin violencia aunque exista narcotráfico, contra 23% que apoya la idea de seguirlo combatiendo aunque ello genere violencia.

 

 


POB/LFJ