Foto: Agencia Enfoque

De acuerdo a el Mtro. Juan Luis Ordaz, representante del BBVA Research, las remesas tienen un impacto significativo en los hogares mexicanos, pero de manera temporal, porque se genera un mayor consumo en estos hogares, pero no se genera un desarrollo permanente en estas familias.

En el caso de la pobreza y de acuerdo a muchos estudios, encuentro que la pobreza en México tiende a reducirse como efecto de las remesas, sin embargo, este efecto es solamente transitorio y no se puede considerar como un efecto permanente, dado que este efecto ocurre por los mayores ingresos que reciben los hogares y no ocurre porque se esté dando un mayor incremento en el capital humano de los hogares en México.

En conferencia de prensa, el Mtro. afirmó que las remesas representan alrededor del 2.5 por ciento del Producto del Interno Bruto en México y porque representan únicamente menos del 4 por ciento del consumo privado total que se ejerce dentro del país.

Igualmente, comenta que el estudio fue realizado entre los años 2008-2014, periodo en donde la migración entra en una fase de transición y además de presentarse factores  que han reducido los flujos migratorios de México a los Estados Unidos, como el “efecto Arizona”.

 


POB/EDRP