VIDEO: Rosca de Reyes, una tradición que se remonta a Roma

La tradición dicta que quien encuentre al niño en el pedazo de rosca, será quien lo cuide hasta el 2 de febrero, lo vestirá y lo presentará al templo, como lo hizo la Virgen María.

Para la mayoría de las personas, la Rosca de Reyes es solo un rico pan, decorado con dulces secos y azúcar glass, que oculta uno o varios muñequitos con los que se confiere la obligación de repartir tamales cada 2 de febrero.

Su origen se remonta a Roma, donde los “paganos” festejaban el aumento de la luz en la misma época en que se recordaba el nacimiento de Jesús; lo que fue visto como una oportunidad para empatar la celebración.

La rosca representa a la corona de los Reyes; se adorna con frutos secos y cristalizados de colores que simulan las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Reyes y significan amor, paz y felicidad.

El muñeco que se esconde entre el pan, recuerda el momento en que María y José escondieron al niño Jesús para salvarlo de Herodes.

La forma circular simboliza el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin. Los dulces o frutos cristalizados son las distracciones del mundo que nos impiden encontrar a Jesús.

La tradición dicta que quien encuentre al niño en el pedazo de rosca, será quien lo cuide hasta el 2 de febrero, lo vestirá y lo presentará al templo, como lo hizo la Virgen María.

Este pan tradicional llegó a México en el Virreinato. Actualmente, la iglesia católica ve este pan con mucho mayor significado:

 

 


POB/LFJ