La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que la adicción a los videojuegos será catalogada como una enfermedad: trastorno del juego.

El viernes 10 de febrero, Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS indicó en una conferencia de prensa, que a partir de junio, la adicción a los videojuegos comenzará a tratarse como enfermedad y sus riesgos serán agregados a la 11ª lista de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Según Jasarevic, la definición del “gaming disorder” es:

Un comportamiento relacionado con los juegos de video por internet y fuera de la red, que se caracteriza por una pérdida de control del juego, una prioridad creciente acordada al juego con relación a otras actividades, hasta el punto de que predomina sobre otros centros de interés.

Entre los síntomas identificados en el trastorno está “la continuación y el aumento de la actividad pese a la aparición de consecuencias negativas”.

El portavoz agregó que para que una persona sea diagnosticada con este trastorno, debe mostrar una “adicción anormal” al juego y esto será clasificado como un “comportamiento adictivo”.

Agregó que “hay personas que piden ayuda”, por lo que el reconocimiento formal de su condición ayudará a la investigación para combatir la enfermedad.

 

 


POB/LFJ