La percepción de llegar al orgasmo es distinta tanto en hombres, como en mujeres, depende de las sensaciones de cada persona. Se dice que todos los hombres llegan al orgasmo, pero que para las mujeres es más difícil llegar al clímax.

Diversos estudios muestran que solo el 25% de las mujeres logra tener un orgasmo con penetración vaginal, esto se debe a que la vagina no tiene las suficientes terminaciones nerviosas por lo que se necesita de mucha estimulación extra o bien concéntrate en otros puntos de su cuerpo como pezones y punto G.

Foto: Pixabay

¿Qué es el orgasmo?

El orgasmo o clímax es el punto culminante o de mayor satisfacción en las zonas erógenas o sexuales. Se sabe que no hay dos iguales, ni en intensidad ni en duración, ni siquiera en la misma persona.

Estudios dicen que el orgasmo masculino dura entre 3 y 10 segundos. Mientras que en la mujer dura un poco más, entre 10 y 25 segundos.

La mujer puede tener diferentes tipos de orgasmos, según la zona que se estimule:

El clitoriano

El clítoris, con más de 8 mil terminaciones nerviosas, es la zona más sensible de los genitales femeninos, es el único órgano del cuerpo dedicado exclusivamente al placer y la forma principal del orgasmo en la mayoría de mujeres.

La mejor forma de llegar a este tipo de orgasmo es a través de la masturbación, para comprender cómo y dónde está este punto de placer para después replicarlo con la pareja.

El Vaginal o Punto G

El segundo tipo de orgasmo más común, pero más difícil de conseguir a diferencia de la estimulación del clítoris.

Requiere unos 15 minutos de penetración constante para conseguirlo, por lo que solicita una dedicación absoluta.

Si la penetración no es suficiente, la mejor manera de conseguir este tipo de orgasmo es utilizando los dedos. Puede pedirle a su pareja que introduzca su dedo pegado a la pared interior y que lo mueva constantemente como si estuviera haciendo señal de “ven aquí”.

Foto: Pixabay

El Mixto

Es el orgasmo que se produce al unísono en clítoris y vagina. Intenta dos posiciones que permitirán una penetración completa con estimulación simultánea:

  • Una es sentada a horcajadas sobre su pareja, controlando el ritmo y la fricción del clítoris.
  • La otra es la de “perrito” dejando que el hombre se encargue de la penetración y la mujer del clítoris.

 

POB/WPR