Puebla, Puebla.- Cuando se rompen los paradigmas del mercado, porque el cliente no quiere parecerse a los demás, se crea una identidad diferente, afirmó  Emilio Bustamante González, coordinador de proyectos de identidad en la empresa Ideograma Consultores.

En el marco del 20 Aniversario del Colegio de Diseño Gráfico de la Facultad de Arquitectura de la BUAP, explicó que la identidad es como el cuerpo humano, las personas al nacer están desnudas por lo que son igual que otras, pero al colocarse accesorios, ropa y tatuajes, comienzan a ser diferentes. Lo mismo sucede con las marcas, que se visten de elementos para ser diferenciadas de otras.

La imagen es la idea que los demás se construyen de un individuo, mientras que la identidad es la misma y no cambia.

Señaló que la identidad lleva a la personalidad de la marca y está conformada por tres elementos sustanciales: esencia, diferencia y relevancia.