Puebla, Puebla.-  Esta mañana se localizó una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicado en el kilómetro 179 de la autopista Puebla-Orizaba.

En el lugar se generó una fuga por aspersión de combustóleo, la cual provocó un derrame que se extendió a lo largo de 3 kilómetros, mismo que fue controlado por personal del Seguridad Física de Pemex alrededor de las 11:30 horas. Los expertos de la paraestatal colocaron una válvula de seguridad para sellar el ducto.

Elementos de Protección Civil Estatal acordonaron la zona y descartaron que exista algún riesgo para la población.

En estos momentos, trabajadores de Petróleos Mexicanos, en coordinación con las autoridades estatales y municipales de Quecholac, Acatzingo y Tecamachalco, llevan a cabo las labores de limpieza en la zona.

En lo que va del año se han detectado 56 tomas clandestinas.