Dolores Parra, Lolita, ha construido una pésima gestión municipal en San Pedro Cholula. Se presenta la oportunidad de que el PRI retorne por sus fueros. Las maniobras del viejo PRI están echando por la borda la oportunidad de la recuperación de esa importante cabecera municipal.

Y es, no hay duda, la operación política de Juan Pablo Jiménez Concha, pretendiendo imponer a su compinche Sergio Galindo, quienes llevarán al fracaso, una vez más, con las viejas tretas y mañas, a un PRI que se resiste a renovarse. Está destinado a morir. Cuando menos en San Pedro Cholula.

En sus afanes, Sergio Galindo y Juan Pablo, inventaron reuniones para renovar el comité municipal, en lo oscurito. Sí, ahí mismo, en su negocio. Ahí, en la preparación del asalto al PRI cholulteca, se les volteó el chirrión por el palito y los asistentes decidieron que Marco Antonio Cossío Martínez y Cecilia Monzón encabezarán la fórmula para dirigir al PRI de San Pedro.

Ahora, los señores de horca y cuchillo, los caciques, los mismos que han llevado al descrédito y a la perdición al PRI de San Pedro, desconocen el acuerdo, firmado por los asistentes a las reuniones que no controlaron. Hay pruebas y están por escrito, con nombres y apellidos. Y firmas.

Joaquín Mexicano, Damián Momox, Erika de la Vega, líderes de la CNC, del MT, de CORPAC, entre otros, estuvieron de acuerdo en la fórmula de Cossío y Monzón. Y firmaron.

Ahora los caciques, los perdedores de toda la vida, quienes han vivido durante años de sus triquiñuelas, Galindo y Jiménez Concha, desconocen los acuerdos. O ellos o nadie.

Ver para creer.

@luisenriquesf

Facebook.com/luisenriquesf

[email protected]