El puesto de presidente municipal de Puebla que será ocupado de febrero de 2014 a octubre de 2018 es el más anhelado y disputado, dado que se ocupará por cuatro años y ocho meses.

Será la gestión más larga para un alcalde de Puebla capital. Quien la desempeñe habrá de vivir, desde ese puesto, la elección del gobernador que sustituirá a Rafael Moreno Valle.

De acuerdo al trabajo desarrollado, la presencia social, las relaciones con los grupos de poder y el posicionamiento en el círculo rojo, la percepción del sitio que ocupan los aspirantes es, a mi juicio, el siguiente:

1. Fernando Manzanilla Prieto, su presencia sobria, imagen negociadora y de conciliación, reconocido por los grupos de poder que se acercan al gobierno actual, es quien encabeza la lista. Aún con el aparente distanciamiento con su cuñado, el gobernador Rafael Moreno Valle, sigue moviéndose, está en campaña y se presume es el hombre decidido por su jefe y familiar.

2. Enrique Agüera Ibáñez, el rector de la BUAP ha logrado posicionarse en el ánimo de la sociedad, las fuerzas políticas de la entidad, ha estrechado relaciones con círculos de poder en el centro del País y ha logrado, en sus ocho años de rectorado, cambiar la imagen universitaria. Sigue siendo la carta priista más fuerte.

3. Enrique Doger Guerrero, ya fue alcalde, después de que dirigió a la BUAP de 1997 a 2004. Ahora se mueve desde la diputación federal. Político con experiencia, sabe de sus virtudes y debilidades; está trabajando fuerte y su presencia e imagen lo convierten en un priista con bastantes posibilidades de repetir en el puesto. Está en tercer sitio de los aspirantes.

4. José Chedraui Budib, empresario de éxito, presume relación cercana a Enrique Peña Nieto y las comidas mensuales que con él y grupo de amigos celebra. No tiene equipo, carece de experiencia política, sin trayectoria, y con dinero suficiente para filtrar su nombre en columnas de nivel nacional. Escasas posibilidades.

5. Jorge Aguilar Chedraui, ha sido enviado por su jefe y amigo para jalar la marca y quitar reflectores de la imagen del que está posicionado en el número uno. Si su adinerada campaña logra pegar podría ser afortunado en caso de contingencia. Su lealtad está garantizada y probada en otras aventuras con quien es su líder político.

6. Antonio Gali Fayad, ha sido enviado por su jefe y amigo para jalar la marca y quitar reflectores de la imagen del que está posicionado en el número uno. Si su adinerada campaña logra pegar podría ser afortunado en caso de contingencia. Su lealtad está garantizada y probada en otras aventuras con quien es su líder político.

7. Francisco Rodríguez Álvarez, siendo el Yunque la organización con estructura y capacidad de organizar a sus agremiados y militantes, cuentan, en este caso, con un candidato débil, buena persona, pero con escasa presencia política y social. Los acuerdos con el Gobernador han logrado meterlo en la puja, pero sus posibilidades son poco más que nulas.

8. Pablo Rodríguez Regordosa, es un mal chiste. Pretende ser el punto de negociación entre el PAN, el Yunque y la fuerza morenovallista. No lo logrará. Después de la derrota que sufrió cuando compitió con Enrique Doger, por la alcaldía en el 2004, no ha logrado levantar vuelo. Gris, su virtud, si se puede llamar así, fue haber apoyado a Rafael Moreno Valle.

35. José Juan Espinosa, sabe que no llegará pero está dispuesto a manejar su nombre en el estilo que le caracteriza, para negociar posiciones y dividir votos… antes que él puede llegar cualquiera que se ubique entre los sitios 9 y 34.

Así las cosas, a esperar el primer domingo de julio del 2013.

@luisenriquesf

Facebook.com/luisenriquesf

[email protected]