\"\"

La mayoría de la gente asume que siempre ha sido un día de fiesta cristiana y que es una celebración del nacimiento de Jesús.

Pero resulta que Jesús no nació el 25 de diciembre como se ha hecho creer. Esta idea surgió debido a que los paganos celebraban el nacimiento de sus dioses ese día e incluso dedicaban una fiesta a una figura heroica sobrenatural que dejaba los regalos el 25 de diciembre, mucho antes de que Jesús naciera.

Desde sus primeras raíces en Babilonia, la celebración del nacimiento o \»renacimiento\» del dios del sol el 25 de diciembre llegó a ser celebrada con distintos nombres en todo el mundo antiguo.

Mucho tiene querver el solsticio de invierno que se produce pocos días antes del 25 de diciembre de cada año y que ocurre cuando la luz del día es más corta.

En tiempos antiguos, el 25 de diciembre era el día cuando comenzaba a ser más visible el solsticio de invierno; por lo tanto, era conveniente para los paganos designar al 25 de diciembre como la fecha del nacimiento o el \»renacimiento\» del sol.

Según la tradición de la antigua Babilonia, Semíramis (que llegó a ser conocida como la diosa Astarté / Asera / Astarté / Isis / Ishtar / Semana Santa en otras religiones paganas) afirmó que después de la prematura muerte de su hijo-esposo Nimrod (sí se casó con su propio hijo), un nuevo árbol surgió durante la noche desde el tronco de un árbol muerto.

Semiramis afirmaba que Nimrod visitaba el árbol y dejaba los regalos cada año en el aniversario de su nacimiento, que era el 25 de diciembre. Este es el verdadero origen del árbol de Navidad.

Por otra parte, la palabra \»Navidad\» no se encuentra en cualquier lugar de la Biblia. De hecho, la palabra \»Navidad\» ni siquiera se inventó hasta unos mil años después de que Jesús dejó esta tierra.