Como ya ha sido comentado anteriormente, los compromisos asumidos en el Pacto por México por las tres principales fuerzas políticas del país, brindan un panorama general para mejorar el desarrollo de las telecomunicaciones, en beneficio de todos los sectores de la sociedad.

Sin dejar de reconocer la importancia de cada uno de los compromisos plasmados en el Pacto, no se puede perder de vista que resulta fundamental cumplir con el referido al rediseño del marco legal de las telecomunicaciones y la radiodifusión, antes que con cualquier otro.

Una reforma legal que refleje adecuadamente el avance de la tecnología y las demandas de cada uno de los sectores de la sociedad, al tiempo que establezca los lineamientos que permitan contar con instituciones eficientes, será la base para impulsar el desarrollo de las telecomunicaciones mexicanas, facilitando la planeación y ejecución de las tareas que permitirán el cumplimiento de los compromisos del Pacto por México.

En este sentido, resulta fundamental que la reforma legal considere los aspectos necesarios para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a través de la Subsecretaría de Comunicaciones, no comparta atribuciones con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), lo que está directamente relacionado con la necesidad de contar con los reglamentos internos de ambas instituciones.

Es claro que las políticas públicas deben ser diseñadas desde la SCT, para que sea la COFETEL el organismo encargado de regular al sector. También es evidente que para que el organismo regulador pueda realizar su tarea de manera eficiente, antes de reformarlo, es necesario fortalecerlo, con la consecuente necesidad de volverlo más transparente.

No puede perderse de vista que es en el Poder Legislativo Federal donde será definida esta reforma legal. Por lo tanto, es sumamente importante que todos los sectores de la sociedad se acerquen con los diputados y senadores, a fin de que las modificaciones al marco legal reflejen de manera adecuada las demandas de la industria, la academia, la sociedad civil y el gobierno.

Solamente de esa manera podrán ser concretados exitosamente todos los proyectos que se encuentran pendientes para 2013, entre los que destaca la primera parte de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), la licitación de nuevos canales de TDT y la definición del rescate de la banda de 2.5 GHz.

@irosasr

 

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad del autor, son hechas a título personal y no reflejan aquellas de las instituciones a las que está adscrito.