La situación actual de la profesora Elba Esther Gordillo da un giro al panorama político de Puebla. No hay duda. Análisis y especulaciones, más las segundas, abundan sobre el futuro inmediato de Rafael Moreno Valle.

La Maestra era tema obligado cuando de referir la fortaleza nacional de Moreno Valle se trataba. Contribuía ella al reducto poblano del Gobernador. Más, mucho más que el PAN local, el Panal poblano o la alianza con el PRD, Elba Esther era un bastión importante para Rafael.

Ella contribuyó de manera importante para dimensionar a Él en el escenario nacional y alimentar su pretensión para el 2018.

Rafael se ha quedado sin Elba Esther.

Pero Él es político y aun le restan cuatro años menos dos meses de gobierno en el estado de Puebla.

Está afectado, sin duda. Pero Rafael Moreno Valle ha luchado contra esta y otras circunstancias políticas en contra: resistió el embate de Mario Marín Torres, soporto la inquina que el ex gobernador le tenía, supo convertir en fortaleza la orfandad política en la que el marinato lo colocó y llegó a la gubernatura sin el apoyo del PRI. No es poco decir.

No lo alabo ni lo halago. Lo reflexiono.

La estrepitosa caída de Elba Esther Gordillo ha sido un duro golpe político para Rafael Moreno Valle. No ha sido mortal.

Necesario ahora el golpe de timón y recomponer la estrategia política.

Eliminar la soberbia y arrogancia de los dos primeros años y el retorno a una recomposición con las fuerzas locales urge. Debe llegar la etapa de la humildad, crear nuevas alianzas, respetar a quienes pretendió destruir y fortalecer el equipo de gobierno.

Se antoja el retorno a la realidad poblana y ser espectador, no actor, en el escenario nacional. Regresar al presente. Postergar el futuro.

Olvidarse pues del 2018.

A Puebla y los poblanos conviene la paz y gobernabilidad.

De las decisiones políticas que tome en el plazo inmediato, depende su futuro.

 

Poblanetas

Nerviosismo y preocupación invaden los equipos de Enrique Doger Guerrero, Enrique Agüera y José Chedraui ante el anuncio retardado. Dicen los que saben que en los tiempos y actuales condiciones la decisión ya está tomada. ¿Será?

@luisenriquesf

Facebook.com/luisenriquesf

[email protected]