Foto: Arturo Alfaro Galán

Puebla carece de un Plan Hídrico; lo que impide el diseño de políticas públicas específicas para su explotación, abasto y preservación, lamentó el presidente del Consejo Estatal de Ecología de Puebla (CEEP), Juan Manuel Aguilar Peña.

Esta situación, refirió, provoca que la capacidad gubernamental para suministrar el líquido esté rebasada desde hace más de medio siglo, mientras que el costo para hacerla llegar a las comunidades es cada vez alto.

Con ello, advirtió que si en 10 años no se resuelven los problemas ambientales en la entidad, el costo para mitigar los efectos nocivos a la salud de los ciudadanos equivaldrá a 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra 20 veces más cara del actual.

Es preocupante que haya zonas donde se disputan, el agua, hay registros interestatales, donde los municipios les imponen condiciones para el uso del agua a otras comunidades y es urgente que las autoridades elaboren un plan hidráulico estatal”.

Concentran 5 municipios contaminación por descargas

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cinco municipios de Puebla concentran la mayor contaminación por la descarga de desechos sólidos en ríos y barrancas.

Foto: Arturo Alfaro
Foto: Arturo Alfaro

Las localidades son:

  1. Juan Galindo
  2. Tlatlauquitepec
  3. San Jerónimo Tecuanipan
  4. Chietla
  5. Ocotepec

donde 21 ríos son contaminados.

El organismo precisó que hasta el momento, ningún municipio del territorio poblano tiene la capacidad de tener “una bandera blanca” en el manejo de los residuos, el tratamiento de agua y la recolección de basura, pues en las 217 localidades existen problemas de medioambiente.

En entrevista con Poblanerías en línea, Mario Gómez Soberón, director de Geografía en la Regional Oriente del INEGI, reportó que en Puebla existen 228 puntos de descarga de aguas residuales, que no reciben ningún tipo de tratamiento; por lo que se han convertido en una amenaza ambiental para los ríos, barrancas y manantiales.

Apuntó que en el territorio poblano, fueron detectadas 89 descargas de aguas negras sobre los ríos y arroyos; 124 sobre barrancas, siete en zonas habitacionales y tres en canales y afluentes.

Según información del organismo, de los 217 municipios de la entidad sólo siete separan la basura por su composición, lo cual ayuda a reducir la contaminación del medioambiente; sin embargo, los esfuerzos son insuficientes por el resto de las localidades no tiene reglamentado el destino final de los desechos de la población.

Otras fallas ambientales

En ese contexto, el presidente del Consejo Estatal de Ecología urgió a las autoridades municipales y estatales a contar con una Procuraduría Estatal de Preservación Ambiental, un Instituto Estatal de Ecología y con un Informe Anual del Medio Ambiente.

El investigador sostuvo que los desequilibrios de la naturaleza y la pérdida de los recursos humanos, serán cada vez más determinantes en las posibilidades de crecimiento económico de cualquier Estado o nación.

Asimismo, apuntó que la educación, el conocimiento a través de las investigaciones que pueden realizar las universidades, así como la difusión ambiental, son elementos estructurales que contribuirán a la atención de los problemas ambientales.

Finalmente, Aguilar de la Peña expresó que se desconoce la eficiencia con la que trabajan las plantas de tratamiento de aguas residuales tanto en la Angelópolis como dentro del estado: “no sabemos si esta infraestructura operará con la eficiencia esperada”.