Para mis amigos
De la comunidad Judía,
En el 65° aniversario de la
Fundación del Estado de Israel.

Ya se hizo ver cuál será la bandera y el medio de operación electoral del PRI, rumbo a las elecciones de Julio próximo.

La cruzada contra el hambre, anunciada el mismo primero de diciembre por el presidente Peña Nieto y que fuera lanzada hace un par de meses, tuvo esta semana recién concluida, un relanzamiento espectacular y altamente mediático, incluso con la presencia del ex presidente brasileño Luis Inácio “Lula” Da Silva, aunque se vio opacada con el video escándalo del desvío de recursos de diversos programas para las campañas electorales en Veracruz.

La cruzada contra el hambre es el programa más publicitado por el gobierno y, al parecer,  será el programa insignia de la administración. Es una adaptación de Fome Zero que el ex presidente brasileño lanzó en la nación sudamericana y que logró disminuir, en un 40% la condición de pobreza extrema.

En nuestro país, contrario a lo que dice la publicidad gubernamental, no se ha ideado un programa integral, sino que se han agrupado programas asistenciales que ya venían en marcha desde sexenios anteriores aunque con distintos nombres, agregando solo el seguro de vida para madres solteras en condición de pobreza.

Este último programa, que no es un seguro de vida como tal y que insisto en que debería de ser manejado por una institución privada especializada, es la única novedad en los programas manejados por SEDESOL.

La cruzada contra el hambre, fue criticada desde sus inicios, dado que se seleccionaron como municipios prioritarios algunos en los que el número de pobres es menor al de otras comunidades, pero que su rentabilidad electoral es mucho mayor, además de que, dada la geografía política actual del país, se encuentran en manos de partidos opositores al del presidente y, para el PRI, deben ser recuperados.

A inicios de esta semana, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, pidió a la Secretaría de Desarrollo Social, que no se aplicaran en el Distrito Federal, ciertos programas de la cruzada contra el hambre, dado que implicaría la duplicidad de apoyos a ciertos ciudadanos, exponiendo, como sustento jurídico, el acuerdo existente, desde administraciones anteriores tanto Federal como local, en los que se establecía la prohibición para duplicar programas.

Jurídica y técnicamente, la petición tiene sustento, sin embargo, la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga ha ordenado la inscripción en el programa federal 65 y mas, de adultos mayores residentes en el Distrito Federal, los cuales hacen filas desde la noche anterior, para obtener la dadiva de $525 pesos mensuales que les dará el Gobierno Federal, aunado a lo que ya les subsidia el gobierno local.

No es que esté mal que se dé el apoyo, pero si ya son subsidiados por parte de la autoridad en el Distrito Federal, los recursos federales, bien podrían apoyar a otros beneficiarios en el país, que vaya que hay quienes lo necesitan.

El escándalo mayor, se dio a mitad de la semana, cuando el candidato a una alcaldía veracruzana, Miguel Ángel Yunes, denuncio y documentó como la autoridad estatal priista y personal de la delegación de la SEDESOL federal, acordaban los términos en que se manejaría la cruzada contra el hambre en conjunto con la operación electoral en favor de los candidatos del PRI-PVEM en esa entidad.

La airada queja del PAN y el PRD, en la que se exigía incluso la renuncia de la titular de la secretaría, llegó a poner en riesgo el instrumento de negociación política del presidente, el Pacto por México.

El presidente, le dio un espaldarazo a Rosario Robles y en un error de cálculo político, acusó a sus críticos de tener únicamente intereses electorales, olvidando que apenas unas horas antes y en un intento por mitigar el fuego, la misma secretaría había separado de sus cargos a algunos de los funcionarios involucrados en el “cruzadagate”.

Las reformas fiscal y financiera

A partir de septiembre, se discutirá un paquete más de reformas, las cuales trataré de desmenuzar en este espacio.

A reserva de que en las siguientes semanas les comente al respecto, considero que, por lo que hace a la reforma fiscal, independientemente de que se graven o no con el IVA los alimentos y las medicinas, es necesario que la reforma atienda no solo al aspecto recaudatorio, sino que beneficie la inversión y quite un poco de la carga presupuestal  en PEMEX.

No olvidemos que en el presupuesto Federal, la mayor carga recae sobre los ingresos petroleros, los cuales, cada vez son menores, dada la reducción en la producción, que en unos años ha pasado de 3 a 2.5 millones de barriles diarios, la baja en el precio del petróleo que ya cayó por debajo de los 100 dólares por barril y la fortaleza del peso. Recordemos que el presupuesto de este año fijó un tipo de cambio promedio de 12.90 pesos por dólar y el petróleo se vende en dólares.

En la cuestión financiera, bien podría reconsiderase el gravar las ganancias en la bolsa de valores y la implementación del “impuesto Tobin”, que gravaría operaciones financieras tendientes a fomentar riesgos especulativos.

El secretario de Hacienda ha asegurado que la reforma financiera facilitaría la ejecución de las garantías y fomentará el crédito.

Esto no es del todo cierto, ya que la adopción de los acuerdos Basilea III solo buscan fortalecer la capacidad de los bancos para absorber pérdidas y dotarlos de liquidez ante una eventualidad económica y todo ello, encarece el crédito.

Se deben de regular las comisiones bancarias, solo así los bancos regresarán al negocio del crédito y abandonaran la actitud de solo cobrar comisiones, lo que les ha representado más ingresos.

En el tema de las garantías, hay que ser muy cuidadosos, no hay que perder de vista la situación en España, donde los “escraches” tienen su origen en los indiscriminados desahucios por hipotecas caídas en mora.

De Boston a Caracas

Tristes acontecimientos, se dieron en Venezuela y Massachusetts.

En una muestra de que a veces se pierde ganando, Nicolás Maduro se convirtió en el Presidente venezolano, superando por un escaso margen al opositor Henrique Capriles, quien se perfila como el líder opositor en Venezuela y al que, una conjunción de circunstancias puede llevar al poder más temprano de lo que se imaginan.

Por otra parte, una pareja de desquiciados perpetró un atentado en el maratón de Boston, sembrando el terror en una de sí, paranoica sociedad norteamericana.

Respecto al primero de los casos citados, me quedo con el comentario del madrileño Oscar Reay: “¿A que puede aspirar un país plagado de armas, con dos bandos radicalizados y con pensamientos y sentimientos tan opuestos? ¿A una guerra civil?”

Por lo que hace al segundo tema, una reflexión de Kofi Annan en su libro Intervenciones. Una vida en la guerra y en la paz (Taurus) a propósito de los atentados del 11 de septiembre: Para muchos, la mayor amenaza para la paz mundial pasó a ser la ira y la necesidad de revancha de Estados Unidos

Síganme en:

Twitter: @niniodeoro

Facebook: facebook.com/elninodeoro