Victor Carrancá, Procurador de Justicia del Estado y Eduardo Rivera, Presidente Municipal , en la Inauguración del Juzgado calificador y agencia del ministerio público comisaría norte, en la colonia Villa Frontera, en 2012 Foto: Es imagen

Puebla es calificada por los ciudadanos como una ciudad insegura en la cuál la corrupción va teniendo cabida.

De acuerdo con el testimonio de “Andrés” la Agencia del Ministerio Público (MP) perteneciente a la Delegación Quinta de la ciudad de Puebla intentó cobrarle por seguir la línea de investigación de un robo a casa habitación del cuálresultó agraviado.

“Andrés” relata que el pasado 12 de febrero llegó a su departamento, que comparte con familiares, aproximadamente a las 6 de la tarde. Al abrir la puerta notó que ésta no tenía seguro, lo cual pasó desapercibido.

Victor Carrancá, Procurador de Justicia del Estado y Eduardo Rivera, Presidente Municipal , en la  Inauguración del Juzgado calificador y agencia del ministerio  público comisaría norte, en la colonia Villa Frontera, en 2012 Foto: Es imagen
Victor Carrancá, Procurador de Justicia del Estado y Eduardo Rivera, Presidente Municipal , en la Inauguración del Juzgado calificador y agencia del ministerio público comisaría norte, en la colonia Villa Frontera, en 2012
Foto: Es imagen

Minutos después llegó uno de sus familiares quien se percató que su laptop no estaba, seguido, llegó otro familiar y al saber lo que ocurría decidió ir a buscar su computadora móvil, pero tampoco estaba.

Al notar los faltantes, los demás miembros buscaron entre sus pertenencias de valor y se dieron cuenta que había cosas que faltaban y cayeron en cuenta que habían sido víctimas de un robo. Según relata, una hora bastaría para que entraran a robar a su departamento pues la última persona que estuvo ahí fue alrededor de las 5 de la tarde.

Fue hasta el sábado 16 cuando “Andrés”, fue a la Agencia del MP antes mencionada. Comenta que esperó alrededor de 3 horas y media para que su declaración fuera tomada por un agente de quien señala lo hizo de “muy mala gana”, comenta que por cuestiones de tiempo no pudo ir antes y cree que esa fue una razón del mal trato por parte del funcionario.

Después de la denuncia Andrés ya no quiso seguir con el proceso debido a que tenía que pagar para que el MP iniciara la averiguación y describió que al momento de firmar su declaración el agente, del cual no recuerda su nombre, le dijo que para que se investigara quien le había robado tenía que pagar cierta cantidad de dinero y le señaló un papel que enlistaban los precios según el delito.

El agraviado agrega que después de esa respuesta por parte del MP "ya no veía el caso" para seguir, pues según comenta está consiente de que sus cosas robadas "ya no las va a recuperar".

Tras 3 años y medio de residir en Puebla, Andrés no cree que ésta sea una ciudad segura.