Foto: Ángel Flores/Es Imagen

El lugar y la forma en que murió Diego Chaires Reyes, el joven de 24 años que fue baleado en la 31 Poniente y el bulevar Atlixco, podrían parecer terribles casualidades o situaciones aisladas; pero no lo son.

La organización Red de Participación Social (REPASO) detectó patrones en el comportamiento de los delincuentes desde 2010, que coinciden con lo que sucedió el martes pasado.

Esta agrupación basa sus conclusiones en los resultados de un sondeo aplicado a dos mil 19 ciudadanos y publicado en la categoría “Seguridad y Justicia” de su sitio web.

De acuerdo con el estudio, mil 171 encuestados (57.9 por ciento) señalaron que las colonias del sur-poniente (donde se encuentra el entronque donde ocurrió el asesinato de Diego) registran una mayor presencia de ilícitos.

Como segundo sitio, con 959 menciones, los poblanos colocan al sur-oriente de la Angelópolis.

1

La consulta también preguntó por las armas o el tipo de agresión que suelen ocupar los maleantes y los resultados indican que las armas de fuego (827 alusiones) y los cuchillos (432), son los favoritos de los delincuentes.

2

Registra SNSP 185 homicidios dolosos

Asesinatos como el de Diego engrosan la lista de homicidios dolosos en el estado, que hasta el cierre de abril, había alcanzado los 185 casos.

La estadística de Incidencia Delictiva del Fuero Común 2013 apunta que 15 de las muertes fueron perpetradas con algún tipo de pistola.

Esta cantidad representaría más de una cuarta parte de los homicidios de ese tipo que se registraron en todo 2012 y categoría que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) cerró en 644 casos.

Agrega que el mes más violento en ese sentido, fue febrero con 56 denuncias ante el Ministerio Público estatal, seguido por abril con 49 expedientes y marzo, con 41.

Por su parte, el rubro de robos con violencia ha sumado más de cinco mil averiguaciones previas en lo que va del año; de mas cuales mil 901 tuvieron como víctima, a un transeúnte.