Habló claro, fuerte y… ¡con razón!

Sí, después de muchos meses… ¡dio el campanazo!

Y es digno de encomio.

El Delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, exigió al Instituto Electoral del Estado que no se entrometa en la organización del debate que llevarán a cabo los tres candidatos a Presidente Municipal de Puebla capital, en la primera semana del mes próximo.

La ley, reconozcamos, respalda a Fernando Moreno Peña.

Los Lineamientos para la Realización de Debates Públicos entre Candidatos a Cargos de Elección Popular y su reforma aprobada por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado, el pasado 14 de enero de este año, sostienen la exigencia de que el IEE debe… ¡sacar las manos de los debates!

Ciertamente varios de los artículos del ordenamiento mencionado, conceden la atribución al Consejo Municipal de organizar debates (así, en plural), entre los candidatos a miembros del Ayuntamiento “cuando las condiciones imperantes así lo requieran”.

No es requisito indispensable que los mismos se realicen  en recinto cerrado; es decir, no hay impedimento legal para que se lleven a cabo en lugares abiertos, siempre y cuando reúnan las características de funcionalidad, de seguridad y se garantice la integridad física de los candidatos participantes.

Y no es obligatorio participar en el debate, ya que cualquiera de los candidatos puede negarse; y, como es lógico, sólo se requiere de dos candidatos.

En el caso de Puebla, los tres candidatos a Presidente Municipal han aceptado participar: Enrique Agüera Ibáñez, de la Coalición Cinco de Mayo, Miguel Ángel Ceballos López, del Partido del Trabajo; y, Tony Gali, de la Coalición Puebla Unida.

Respecto a medios de comunicación, no se menciona pago alguno por trasmitir o reseñar el evento, pero si la obligación del Consejo General del IEE de invitar a los periodistas interesados en cubrir los debates.

Pero, volvamos al tema central.

El lenguaje terso y dicharachero que caracteriza al Delegado del CEN del PRI, se transformó en palabras duras, hirientes.

Don Fernando Moreno Peña, calificó al IEE como un organismo electoral incompetente e ineficaz, cuyo tortuguismo atenta contra la democracia.

Acusó al IEE de estar robando la campaña a varios de los candidatos de la Coalición Cinco de Mayo.

Afirmó que muchos de ellos, hasta la semana pasada, no podían iniciar campaña por la “ineficiencia tremenda” del IEE.

Y la beligerancia política de Moreno Peña, sorprendió gratamente a los priistas.

Piensan que el Delegado ahora sí defenderá a su partido, que ya recibió línea para apoyar a sus candidatos, que ya se levantó de la mesa de negociaciones con el morenovallismo,                etcétera, etcétera, etcétera y etcétera hasta el infinito.

… ¿será?

El tiempo nos dará la respuesta.

Anecdota y realidad

Por una calle del Centro Histórico de Puebla capital, un “levantador” de encuestas, desde la comodidad de su vehículo, la pasada semana preguntaba a los transeúntes… ¿por quién va a votar? ¿por Agüera o por Gali?

En uno de los casos, la respuesta fue en tres vertientes.

–          Agüera, condonó el pago de mi Maestría en la Facultad de Administración de la BUAP.

–          Hace unos meses el gobierno morenovallista me corrió por no ser del equipo y, como miles de burócratas del Estado, hoy estoy desempleado.

–          Miguel Angel Ceballos López, el tercer candidato que descalifica, es mi amigo.

Y repreguntó:

Ahora… ¿por quién piensa que voy a votar?

La respuesta fue el silencio.

La represión

Intensa campaña realiza Pablo Rodríguez Regordosa, candidato a diputado Local por la Coalición Puebla Unida, por el Distrito XIV, con cabecera en Puebla capital.

El trabajo proselitista que realiza tuvo un problema.

El enfrentamiento verbal que su equipo de activistas tuvo el jueves de la semana pasada, al medio día, con un grupo de vendedores ambulantes de Antorcha Campesina, en la avenida Vicente Guerreo y Circuito Juan Pablo II, a un lado de una tienda de conveniencia.

Hubo amenazas y estuvieron a punto de llegar a los golpes.

Horas después, en la madrugada, policías e inspectores de Gobernación Municipal se presentaron al lugar y desmantelaron 24 estructuras tubulares y 4 casetas, que se utilizaban para la venta de perecederos, juguetes, piratería, accesorios para celulares y flores, entre otros, reza el boletín el oficial.

Y permanece un grupo de policías antimotines para evitar que los ambulantes se vuelvan a establecer en el lugar.

Pero más allá del operativo oficial, por cierto aprobado por los  vecinos, el mensaje a la ciudadanía en nada ayuda a los candidatos de la Coalición Puebla Unida.

Porque se mostró intolerancia, intransigencia, testarudez.

La respuesta no fue el diálogo, la conciliación, sino la represión.

Y la represión genera inestabilidad social.

Ahora, habría que preguntar… ¿era prudente comprometer al Ayuntamiento?

¿Por qué la etiqueta de represor se la colgarán a Eduardo Rivera Pérez?

Pablo Rodríguez Regordosa, sólo mostró el cobre y perfiló su carácter represor… ¡nada más!

¿O no?

Respuesta

En la próxima entrega, daré respuesta a varias de las interrogantes que amables lectores me hacen a través de mi correo electrónico de Internet.

Pero adelanto.

Mi oficio periodístico no está comprometido con ningún partido político; pero, reconozco, varios candidatos de las Coaliciones Cinco de Mayo y Puebla Unida, así como del Partido del Trabajo, son entrañables amigos desde hace muchos años.

Y no los niego

Ellos… ¿quién sabe?

*Maestro en Fiscalización y Rendición de Cuentas.

Contacto: [email protected]