Hablar de recuperar la intimidad después de una infidelidad, resulta complicado para muchas personas, aun cuando ya haya existido un perdón entre ellas.

De acuerdo con lo publicado por J. Manuel Reyes, colaborador del portal Salud 180, es necesario identificar los detalles de cada caso, como el involucramiento del sexo y de un sentimiento amoroso.

Ricado Rubistein, integrante de la Asociación Psicoanalítica Argentina, señala:

Hay que considerar si el engaño es puramente sexual, cuántas veces lo fue o si también conlleva la existencia de un vínculo amoroso; porque a veces coexisten el amor y el sexo, en otras sólo se trata de sexo”.

Agrega que debe cuidarse la interacción del erotismo con la agresividad o el resentimiento; para ello, es indispensable trabajar en lo que denomina como “el perdón de pareja” y superar el rencor.

También comenta la necesidad de recuperar la confianza perdida, a través de la coherencia entre las palabras y los actos de quien incurrió en la infidelidad; toda vez que lo contrario, agrava el problema.

Igualmente, subraya el proceso de reconquista en la pareja y argumenta que “sanar la parte emocional es fundamental” para que exista intimidad. Menciona que el respeto, el amor, el deseo y el interés sexual deben demostrarse sutil y cuidadosamente.

Finalmente, la publicación refiere la posibilidad de buscar terapias individuales y de pareja, que permitan aclarar las diferencias.