Alrededor de 11 mil cañeros de Atencingo y Calipam están por caer en una nueva crisis económica, ante la caída registrada en el precio de referencia del azúcar, sostuvo Arturo Herviz Reyes, presidente de la Coordinadora Nacional de las Organizaciones Cañeras Independientes.

Dijo que tan sólo en Atencingo, cada productor sufrirá los efectos de una depreciación de 44 por ciento; ya que de haber recibido 10 mil 520 pesos por tonelada de endulzante vendida en el año anterior, ahora se obtendrán seis mil 900 pesos.

Aseguró que el panorama es generalizado y por esa razón, demandó que la Secretaría federal de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) subsidie este producto con siete mil millones de pesos a nivel nacional.

Adelantó que dicha demanda se hará patente a través de una marcha a las oficinas de esta dependencia en la Ciudad de México, el próximo 19 de agosto.