Los publicistas trabajamos para una marca de refrescos, una de autos, una de pañales, una de maquillajes y una de ecología. Sabemos lo que los consumidores quieren oír y leer y nosotros les creamos el discurso aplicado a los medios correctos. Llevamos sus redes sociales y respondemos a las necesidades de los clientes, pero ¿en qué momento nos vendemos a nosotros mismos?

Sabemos qué es lo que tendríamos que hacer para reforzar nuestro “personal branding”, pero en ocasiones no lo llevamos a cabo por falta de tiempo o interés. Si de Twitter se trata por ejemplo, en ocasiones publicamos fotos y frases si parar y a veces dejamos que las telarañas salgan.

Para incentivar el buen uso personal de esta plataforma,”Ilumin” surge. Se trata de un motor de influencia social, es decir, de una herramienta que te ayuda a aumentar tu influencia y tus seguidores sólo a través de contenido. ¿El resultado? Seguidores de verdad, que se interesen en verdad en tus contenidos por los temas afines y la oportunidad de seguir esparciendo tus publicaciones.

Este proyecto de Raúl Yslas y Mauricio Ruiz, en el momento del registro pide una referencia, una palabra que defina bien los temas que publicas en redes. A partir de ahí tienes que seguir publicando contenido con ese eje. Si ya lo hacías, a la gente que le gusta ese tema le ayuda a encontrarte. Si no tenías un tema especial, te ayuda a definirlo y a seguir con él.

El registro te permite probar Ilumin durante 7 días. En la página principal te muestra los seguidores que has adquirido desde tu ingreso a la plataforma, y pasados los 7 días puedes pagar una pequeña cantidad por el uso.

Este es un buen momento para poner en orden tu comunicación en Twitter y practicar tu branding personal.