A pesar de que aún no se realiza una cuantificación global de los daños ocasionados por las intensas lluvias en la entidad, diversos dependencias federales han dispuesto un programa de apoyo a las comunidades afectadas.

Al hablar sobre la asistencia que brindará en materia de vivienda, Lorenzo Rivera Sosa, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) en Puebla, aseguró que desde el inicio de la contingencia, se ha realizado un intenso monitoreo en los municipios afectados.

Mencionó que dicha supervisión ha dado como resultado, la detección de dos mil 422 daños menores en otras las viviendas.

Además, 790 reportes de daños parciales, así como 206 daños totales; por lo que aún se determina en qué sitios habrán se realizarse las reubicaciones de las viviendas afectadas.

Reconoció que es precisamente en las zonas de campo, en donde podría aumentar un poco más este problema; por lo que equipo de su dependencia se ha desplazado para corroborar los hechos y determinar la magnitud de los daños.

Comentó también que aún no se cuenta con un techo financiero, dado que se encuentran en el proceso de la evaluación de daños y cuyo resultado final será dado a conocer en un lapso no mayor a dos semanas.

Explicó que este procedimiento está sustentado en las reglas que marca el Fondo Nacional de Desastres (FONDEN), donde en primera instancia, se dio paso a la formación de un Comité Estatal, de los cuales han surgido también algunos subcomités, donde la propia SEDATU forma parte.

Contamos con ese lapso de tiempo para concluir la evaluación de daños de vivienda, incluyendo también el desarrollo urbano de las comunidades, donde se trabaja en forma coordinada con el Gobierno del Estado y las autoridades municipales”.

Rivera Sosa comentó que bajo este esquema y la suma de acciones de algunas otras dependencias, es como se podrá determinar una realidad de los daños que han provocado las lluvias y así tener una proyección del costo que se tendrá que invertir, tanto de los gobiernos, como del propio FONDEN.

Explica que los apoyos se repartirán en función de los propios daños de la vivienda, es decir, reubicación de casas que están en zonas de riesgo, la construcción de nuevos inmuebles e bien emprender reparaciones.

Existen muchas familias que en sus casas tienen techos de cartón o de láminas sumamente deterioradas o bien de madera y será precisamente en esos sitios, en donde se concentre la ayuda del gobierno federal”.

El funcionario federal adelantó también algunos de los municipios en donde de brindará asistencia en materia de vivienda, como Tlaola (sitio en donde ya se cuenta con un censo de viviendas que se tienen que reubicar), Xicotepec de Juárez y en general de los 31 contemplados por el FONDEN dentro de este programa.

Hemos estado detectando que no solamente los municipios que tienen desastres presentan algún tipo de problemas, sino que existen más, los cuales también daremos a conocer cuando se concluya el censo”.

Mencionó que se han llevado a cabo esquemas de evaluación en comunidades de las sierras Norte, Nororiental y Negra, a fin de determinar en qué situación están sus pobladores en materia de vivienda.

Por último, dio a conocer que en las oficinas de la SEDATU,  ubicadas en la 9 poniente 106, en pleno centro histórico de la ciudad, se ha instalado un centro de acopio de víveres, los cuales se harán llegar a las familias damnificadas del vecino estado de Guerrero, sitio que ha resultado con los daños más severos de esta contingencia.