Por lo menos 150 establecimientos de compra-venta de oro, empeño, joyerías y relojerías, fueron clausurados por la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial en el último año, informó Luis Mora Velasco, titular del área.

Refirió que se debió a las modificaciones al Código Reglamentario para el Municipio (COREMUN), que normó la operación de dichos giros comerciales.

Entre los requisitos está contar con sistemas cerrados de video-vigilancia y con scanner, entre otras para regular la adquisición de artículos de oro o relojería.

Por último, Mora Velasco indicó que conforman un padrón de establecimientos, el cual calculan supera los 300 comercios en el municipio de Puebla.