A poco menos de cinco meses de que concluya la administración municipal, el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, llamó a los integrantes del gabinete a no distraerse de sus actividades.

El munícipe les instruyó a evitar cualquier entretenimiento ajeno a las labores de la función pública.

Esa es la instrucción no se pueden distraer, tienen que estar en su tarea. Les he dicho que aquel que tenga otra ocupación o distracción que tome cartas en el asunto y estén concentrados hasta el último día de gobierno».

Finalmente, el alcalde descartó que pierda el control del mandato municipal para cederlo al edil electo Antonio Gali, por el contrario señaló que el trabajo conjunto es para un proceso de transición terso.