La ganadora del Premio Nobel de Literatura 2013, la canadiense Alice Munro, dijo hoy a la prensa local que este galardón ha sido una «terrible sorpresa, algo absolutamente maravilloso«.

A sus 82 años de edad, Munro se convirtió este jueves en la primera mujer canadiense en ganar el Premio Nobel de Literatura al ser considerada una «maestra del cuento contemporáneo».

Sabía que estaba siendo considerada para este premio pero no pensaba ganar», agregó la escritora en declaraciones a Canadian Press, desde Victoria, la capital de British Columbia.

«Estoy orgullosa de que este premio le agradará a muchos canadienses», destacó la escritora en un discurso leído por su editor Douglas Gibson.

«Estoy feliz también de que este reconocimiento atraerá la atención a la escritura canadiense», añadió Munro.

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, escribió en su cuenta de «Twitter»: «En nombre de todos los canadienses, felicitaciones a Alice Munro, maestra del cuento contemporáneo por su Premio Nobel de Literatura».

Para Douglas Gibson, su editor por muchos años, este reconocimiento no es una sorpresa, «sólo era cuestión de tiempo y ella se lo merecía», según lo reportó esta mañana «The Globe and Mail», el diario más importante del país.

Alice Munro, la décimo tercera mujer en recibir el Premio Nobel de Literatura, nació en 1931, en Wingham, Ontario, la provincia más poblada de Canadá. Después se trasladó a Victoria con su primer esposo.

Considerada la «Chéjov» de Canadá, publicó en 2012 la colección «Dear Life» («Querida vida») con la cual ganó su tercer Trillium Book Award.

Previamente había ganado el Man Booker International Prize en reconocimiento a su trayectoria como mujer de letras.

Otros reconocimientos ganados por esta prolífica escritora son los dos premios Scotiabank Giller Prizes, tres premios Governor General’s Literary Awards, el premio Commonwealth Writers’ Prize, el nuevo galardón Marian Engel Award, así como el reconocimiento American National Book Critics Circle Award.

Ganar el Nobel de Literatura era para Munro como un «castillo en el aire», que podría suceder pero tal vez no, dijo esta mañana a la televisora Canadian Broadcastign Corporation.

El secretario permanente de la Real Academia Sueca, Peter Englund, enfatizó que Munro ha cultivado el cuento corto «casi a la perfección».

Los relatos de Munro son generalmente historias basadas en situaciones domésticas de gente de clase trabajadora, explicó su publicista Ellen Seligman a la prensa canadiense.

Son historias familiares pero con una profunda exploración psicológica de la complejidad de la existencia contemporánea», añadió.

El Nobel de Literatura le llega a Alice Munro en un año muy especial, pues perdió a su segundo esposo en abril pasado y recientemente había anunciado su retiro como novelista por lo avanzado de su edad.

Hace tres años, entrevistada en el marco del Festival Internacional de Autores de Toronto, reveló que tenía cáncer, pero no dio mayores detalles.

Alice Munro asistirá a la entrega del Premio Nobel de Literatura el próximo 10 de diciembre, día del aniversario luctuoso de su creador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en Estocolmo y Oslo.