La testosterona no es la única culpable de la falta de deseo sexual que algunos hombres muestran con la edad. Una investigación difundida por la revista ‘The New England Journal of Medicine’ arroja que al parecer, los estrógenos también tienen voz en la llamada andropausia.

De acuerdo por lo publicado por El Mundo.es, la principal hormona sexual del hombre es la testosterona, pero también tienen una cantidad de estrógenos en circulación por el organismo; porque la testosterona se transforma en estrógenos gracias a una enzima llamada aromatasa.

Hasta la fecha, «no se pensaba que pudieran tener una acción fisiológica importante en el hombre; pero en vista de los resultados que se desprenden de la nueva investigación realizada por el Massachusetts General Hospital (MGH), los conceptos podrían cambiar”, argumenta Jorge Vallejo, médico del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

La andropausia, agrega Javier de la Peña, jefe de Servicio del  mismo hospital, «es un fenómeno como la menopausia, con una serie de síntomas ligados a la edad: el músculo pierde volumen y fuerza, aumenta la grasa corporal, se cae el vello del cuerpo (no de la cabeza), pueden aparecer estrías, osteoporosis, declina el deseo sexual y puede causar disfunción eréctil».

El diagnóstico de este trastorno se realiza a través de un análisis de sangre de los niveles de testosterona.

Sin embargo,  si se tiene en cuenta que una porción de esta hormona se convierte en estrógeno, «cuanto más alto sea el nivel de testosterona, más se convierte en estrógeno» y viceversa, «cualquier disminución de testosterona se traduce en menos cantidad de estrógeno».