La capital poblana, Tehuacán y Cuetzalan son los municipios de la entidad donde se registran los mayores índices de explotación labor infantil, reveló la maestra Martha Erika Alonso de Moreno Valle, presidenta del Patronato del Sistema DIF Estatal.

En el marco de la celebración del III Foro sobre Explotación Sexual y Laboral Infantil, celebrado en las instalaciones del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la BUAP, detalló que Puebla es la séptima entidad más vulnerable a la explotación sexual infantil.

Hizo ver que tan solo en México, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de cada cien menores, 10.5 por ciento se encuentran trabajando, debido a la explotación infantil.

Reveló que de acuerdo a la Unidad de Análisis sobre Violencia Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 2012, un promedio 20 a 25 mil niños y adolescentes en el país fueron víctimas de explotación sexual.

Este hecho conlleva y origina en la mayoría de las ocasiones en la explotación laboral infantil, de la cual han sido víctimas 352 millones de infantes en el mundo han sido objeto de este delito.

Mencionó que es difícil de creer que existan personas que puedan beneficiarse al abusar de un niño, pero “resulta aún más doloroso” imaginar el “infierno” que viven los menores que son víctimas de la explotación.

Hizo ver que de 2011 a la fecha, el Sistema Estatal DIF ha orientado acciones entre 170 mil 534 menores y 100 mil 724 padres de familia a través de 32 mil 485 pláticas, donde el organismo busca prevenir, atender y desalentar que menores que se encuentran en condiciones vulnerables, se incorporen a la vida laboral y por lo tanto abandonen sus estudios.

Puebla, quinto sitio en el país en explotación laboral

En tanto, Carlos Alberto Julián, director general del Sistema DIF Estatal reveló que México ocupa el segundo sitio a nivel mundial en explotación laboral infantil, mientras Puebla se ubica en el quinto lugar nacional con menores de cinco a 17 años que trabajan sin recibir pago alguno.

Por lo que aseveró que este tema es de preocupación para las autoridades y el organismo se compromete a cuidar y proteger a los menores que presentan este tipo de problemas y erradicar estas acciones.

En otras estadísticas, reveló que un promedio de 12.3 millones de personas en el mundo realizan trabajo forzoso y en explotación sexual, un promedio de 7 millones está representado por mujeres y niños.

En el caso de México, puntualizó, un promedio de 16 a 20 mil menores son víctimas de explotación sexual y comercial, hecho que da paso a que el país se considere  como destino de turismo sexual restringido con más de cien mil sitios de explotación.

Por su parte en su mensaje, Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), consideró como alarmantes las cifras y que deben atenderse de manera inmediata,  por lo que la institución coadyuvará en estas acciones a fin de sumar esfuerzos y proteger a las nuevas generaciones y en donde sean personas éticas, solidarias, sanas y responsables.