Es la tercera edición del evento y se espera que resulte mejor que en años anteriores, cuando dejaba mucho que desear y resultaba aburrido y notoriamente mal organizado. Quizá el asistente promedio no lo notará; pero una mejor organización y un mejor rigor del evento, sin duda, harían del desfile algo que agradecer como espectador.

Como ya es sabido el evento es un desfile con la línea temática puesta sobre el día de muertos; pero que no tiene una revisión formal en el contenido, es decir, en aquello que proponen los participantes.

Los organizadores no dan rigor a la revisión de exhibiciones y por ello el desfile se resume a la participación de alegres grupos que bien pueden ser buenos o terribles. Los asistentes no tienen una línea temática para conducirse y por ello quizá el desfile quede en la pura manifestación de disfraces.

Se anuncia que el evento estará acompañado de bandas de música, panderos, bastoneras, huehues, catrinas y malabaristas; pero hasta qué punto es un desfile de día de muertos, un desfile que se  remite una tradición y hasta qué punto es un desfile de disfraces.

El año pasado existieron los grupos que ofrecía la presencia de personajes típicos mexicanos: catrinas, diablos, charros y un etcétera breve; porque además hicieron aparición un grupo de brujas, zombis y personajes de ficción como Sombrereros locos y hasta Narutos.

La pregunta que se hace un espectador que entienda la temática es ¿este año el desfile ofrece lo mismo que la edición anterior o en esta ocasión si existirá realmente una línea temática y una revisión de los participantes que den calidad al evento?

Sea como fuere siempre es entretenido encontrarse con personas dispuestas a disfrazarse y divertirse un buen rato.

El recorrido del evento inicia en la 43 Oriente Esquina 5 de Mayo (Carlos Pereyra), avanza hacia Plaza dorada, CENHCH, Analco y finalmente en el Tempo de San Francisco. La entrada es libre y el inicio es  a las 18:00 horas.