El Pacto por México deja claro el juego político que existe entre las 3 fuerzas políticas más importantes para el desarrollo del país, para la aprobación de las reformas presentadas por Enrique Peña Nieto, presidente de la República, sentenció Rosario Green, embajadora emérita de México.

Durante su visita al Tecnológico de Monterrey campus Puebla, la ex canciller del país en Estados Unidos, aseguró que actualmente no hay retroceso y aunque el crecimiento económico se caiga este año, se deben establecer las bases firmes para cumplir con los horizontes planteados en materia de crecimiento para el 2014.

Abundó que el Pacto por México y las reformas presentadas por el Ejecutivo Federal no quebrantaron la unidad del Partido Revolucionario Institucional (PRI); por el contrario, se alcanzaron alianzas con los legisladores panistas y perredistas.

Al tiempo de presentar su libro titulado “Canciller”, en el cual hace un llamado a las  mujeres a unir esfuerzos para ocupar altos cargos, Rosario Green asentó:

Creo que el presidente Peña cuenta definitivamente en estos momentos con el respaldo del PRI, incluso de los propios legisladores de otras corrientes políticas, hecho que toma mayor impacto con el establecimiento del Pacto por México”.

También aseguró que el país presenta cierta estabilidad política, en donde “el sistema” lo mantiene el partido dominante.

Lo que es diferente es México, este año no tiene nada que ver con el del 2012 cuando salió el PAN del poder”.

A su vez, resaltó que este PRI no tuvo nada que ver con el de los años 30, 40 y 60.

Hizo ver también que en los años 90, el PAN ya no contó con la mayoría en la Cámara de Diputados y menos aún en la de Senadores, convirtiéndose así en la tercera fuerza política del país.