El expresidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz 1993, Nelson Mandela, falleció el jueves a los 95 años de edad, tras una prolongada afección pulmonar, anunció el presidente de Sudáfrica Jacob Zuma.

Mandela ha partido, que su alma descanse en paz», sostuvo con tristeza Zuma, quien aseguró que quien fue el primer presidente de raza negra de ese país murió en paz, rodeados de sus hijos y nietos.

Afirmó que «nuestro querido Madiba tendrá un funeral de Estado» y dijo que ordenó que las banderas nacionales sean izadas a media asta en todo el país a partir del viernes 6 de diciembre en señal de luto y hasta después de la ceremonia.

 Sudáfrica perdió a su más grande hijo», aseguró Zuma al anunciar al mundo en un mensaje televisado el deceso de Nelson Mandela.

«Lo que hizo grande a Nelson Mandela fue precisamente lo que le hizo humano. Vimos en él lo que buscamos en nosotros mismos», dijo Zuma y añadió «compañeros sudafricanos Nelson Mandela nos unió y es juntos que nosotros le vamos a decir adiós».

De acuerdo con diversos reportes de prensa, desde temprana hora este jueves se registró una inusual movilización de numerosos familiares de Mandela en su domicilio, e incluso varios vehículos del gobierno estuvieron en el lugar.

Mandela, símbolo de la lucha contra el régimen segregacional, fue también el primer presidente electo democráticamente de Sudáfrica, cuyo mandato abarcó cinco años, de 1994 a 1999, después de haber pasado 27 años en prisión.

Madiba, nombre como le llaman cariñosamente los sudafricanos, se retiró de la vida pública en 2004.

Este año, permaneció hospitalizado durante tres meses en condición crítica debido a un padecimiento pulmonar recurrente, que se estima comenzó a afectarle desde sus años en la cárcel.

Ver