La Organización de Estados Americanos (OEA) rindió hoy homenaje al extinto líder sudafricano Nelson Mandela, cuya lucha a favor de la equidad y justicia tuvo efecto en los países de la región.

"Mandela fue un gigante que inspiró a la gente de las Américas", afirmó el secretario general adjunto de la OEA, Albert Ramdim, durante la sesión especial que el Consejo Permanente celebró para marcar la ocasión.

Ramdim dijo que con la muerte del Premio Nobel de la Paz 1993, la pregunta que flota ahora en el aire es si una etapa única ha llegado a su fin "y si este tipo de coraje y convicción, que cambió el curso del mundo, será nuevamente atestiguada".

¿Quién se sumará a las filas de los grandes hombres del último siglo como Mahatma Ghandi, Martin Luther King y Nelson Mandela?", cuestionó.

El embajador de Sudáfrica ante la Casa Blanca, Ebrahim Rasool, invitado especial a la sesión, trazó paralelos entre el pasado de muchas naciones de la región y el de su país y en consecuencia en la lucha de Madiba, como era conocido afectuosamente Mandela.

Veo a aquellos países que han compartido un poder colonial como nosotros y por ende nos une una lucha común anticolonial. Veo en los nombres que están representados aquí, los nombres de países a los que hemos volteado a ver en busca de inspiración", externó.

Rassol aludió también el pasado común en el origen de la población de muchas naciones del continente con su país.

Veo a muchos de sus países cuya población refleja un origen común con el continente africano que garantiza que el cordón umbilical entre sus países y los nuestros, entre Nelson Mandela y su gente, continué floreciendo", manifestó.