El consumo de alcohol en México es un fenómeno social arraigado desde hace muchas décadas y que abarca todos los estratos sociales.

17NOV2011_02Sin embargo, existe una tendencia que llama la atención en forma preocupante: los consumos explosivos de alcohol entre los jóvenes universitarios que van de los 18 a los 29 años de edad.

Carlos Lima Rodríguez, secretario técnico del Consejo Estatal contras las Adicciones (CECA), recuerda que en Puebla existe un promedio de 250 mil personas con conductas ocasionales de abuso de alcohol.

De ellos, asegura sin precisar cifras, que los niveles más altos son personas en edad productiva y más aún en la capital, donde se tiene una ciudad “llena de estudiantes”.

El patrón cultural de consumo en México es explosivo y de altas cantidades, particularmente entre los jóvenes universitarios”.

Cita que en Puebla, al igual que en el resto del país,  no es frecuente el patrón de consumo entre semana, dado que “todo se lo beben el fin de semana”.

Comenta a Poblanerías en línea que este hecho genera un grave problema, puesto que conlleva a un mayor grado de intoxicación, mayor riesgo de accidentes y mayor riesgo de casos de violencia (homicidios, suicidios, agresiones, asaltos).

Bajo rendimiento académico

Además, el especialista comenta que esta conducta ocasiona llegar intoxicado a la escuela o al trabajo o bien no asistir por estar “crudo”, bajo rendimiento académico y despidos laborales.

Recuerda que cuando el cerebro llega a un alto nivel de intoxicación, pierde el sentido de la realidad.

En el caso de los percances automovilísticos, podemos tener un paciente alcohólico; pero que no necesariamente es el que se accidenta… (Aún así) generalmente con el abuso (de las bebidas), tenemos más gente que choca”.

Menciona que las consecuencias del abuso del alcohol son diversas y aclara que “abuso” no significa que la persona ya sea alcohólica y que tenga dependencia.

La concientización de la familia

¿Cómo sensibilizar a la población que es precisamente al seno de la familia cómo se deben evitar estas conductas?

“Resulta que los primeros que nos ponen el pie para los tratamientos o la rehabilitación, son precisamente los padres de familia. Es como cuando uno está metido en el huracán y no ve los vientos, sino más bien desde afuera, es decir la gente no se da cuenta de los errores en la crianza”.

Asevera que se confunden los límites con la violencia o bien el poner reglas con ser malos padres y por tanto, existen dos extremos: los que ponen reglas demasiado rígidas y los que son muy laxos y no ponen límites.

17NOV2011_03Estadísticas a la alza

El especialista comenta que se considera que en México, un promedio de 4 millones de personas abusan en el consumo de alcohol o son dependientes y que  los jóvenes de 18 a 29 años (tanto hombres como mujeres), representan el grupo de edad más alto.

Resulta también preocupante que los jóvenes comiencen a ingerir alcohol  cada vez más pequeños y que el porcentaje de consumo entre hombres y mujeres sea más parejo.

De hecho, según la Encuesta Nacional de Salud en Escolares, en el país el 14.8 por ciento de mujeres mayores de 10 años ingieren bebidas alcohólicas, mientras que el 15.3 por ciento de los hombres mayores de esta edad también lo hacen.

Trabajo de campo

Lima Rodríguez, dio a conocer que durante todo el año, el CECA lleva a cabo trabajo de campo en los planteles escolares (secundarias, bachilleratos y universidades) a fin de concientizar a los alumnos sobre el consumo del alcohol.

Explica que se cuenta con una Red Universitaria para la Prevención de Adicciones Puebla (REUPAP), donde participan diversas instituciones, como la BUAP, la UDLAP y el Instituto Tecnológico de Monterrey.

Comenta que se llevan a cabo diversas actividades, como la Semana Nacional del Adolescente, Simuladores de Alcoholímetro donde se resalta a los jóvenes que no es bueno tomar y conducir, obras de teatro como “Al Límite”, monólogo que habla del consumo de alcohol y de otras drogas, así como la presentación de cortometrajes relacionados con las adicciones.