Se acabaron los tiempos de los apoyos forzados, los eventos conjuntos fríos y de pura formalidad y de los golpes bajo la mesa entre los gobiernos estatal y municipal de Puebla, ya que – con la salida de Eduardo Rivera Pérez y la llegada de Tony Gali Fayad al ayuntamiento de Puebla – ahora sí hay una verdadera camaradería entre dos de los personajes políticos más importantes de Puebla: el gobernador y el alcalde de la capital.

El primer evento público del presidente Tony Gali no pudo ser más diferente del último encabezado por su antecesor, Eduardo Rivera: mientras el ex alcalde de Puebla y representante del Yunque en su 3er y último informe de gobierno fue desairado por el gobernador Moreno Valle, el rector de la BUAP, Alfonso Esparza y hasta por el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero; Gali Fayad logró convocar no solamente a ellos 3, sino también al presidente del PRD en México; Jesús Zambrano y hasta a los mandatarios estatales de Chiapas y Baja California, Manuel Velasco y Francisco Vega de la Madrid, respectivamente.

Además, el nuevo presidente municipal hizo lo que nadie había podido en meses: reunir en un mismo evento público al Ejecutivo Rafael Moreno Valle con su ex secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, quien fue el coordinador de la campaña tanto del gobernador como del alcalde y que llevaba mucho tiempo sin aparecer en un evento con el mandatario estatal.

Así, cobijado por 3 gobernadores y por 2 de los dirigentes nacionales de los principales partidos de oposición en el país, Gali Fayad fue puntilloso al enlistar los problemas de la capital: pobreza, inseguridad, crecimiento desordenado. Pero no solamente reconoció las carencias, también propuso soluciones a cada una de ellas y advirtió a sus colaboradores que den resultados o se van, ya que «Puebla es más importante que los afectos personales».

Sonrisas reales, afectos y compromisos reales

Y Moreno Valle fue respetuoso, afable con el nuevo presidente municipal, se mostró sonriente, cálido y, por primera vez en su sexenio, muy cercano al alcalde de la capital. Una y otra vez le ofreció trabajar de manera conjunta para abatir los rezagos en pobreza e inseguridad  y hasta hizo hincapié en todo el apoyo político de personajes nacionales que logró reunir el edil en su toma de posesión.

Las presencias de Gustavo Madero y Santiago Creel (PAN), Jesús Zambrano (PRD), además de Gerardo Islas (PANAL), ratificaron que los acuerdos se mantienen, al menos hasta el momento y ello ratifica que el gobernador de Puebla y el presidente municipal de la 4ta ciudad más importante del país son los ÚNICOS capaces de juntar en un mismo evento a personajes que últimamente han tenido más disputas y reclamos que coincidencias o encuentros.

Hasta Víctor Sánchez Espinosa, el arzobispo de Puebla, ese personaje que en el 2010 hizo explícito su apoyo al PRI y a Javier López Zavala, a cambio de que a su Arquidiócesis se le construyera un nuevo templo para la virgen de Guadalupe, dejó en su parroquia los hábitos tricolores durante algunas horas, para asistir a un evento 100 por ciento morenovallista y blanquiazul.

Otros priístas brillaron por sus ausencias: Pablo Fernández del Campo llegó a la toma de protesta y se fue de ella cuidando su bajísimo perfil, mientras el presidente del Congreso, Víctor Giorgana, se presentó tarde, cuando la ceremonia ya había empezado; aunque no recibió reproche o cuestionamiento alguno por ello; mientras la senadora Blanca Alcalá lucía feliz, orgullosa de haber hecho que su hija Karina Romero sea regidora, en tanto Lucero Saldaña fue de los pocos personajes del PRI que compartió el pan y la sal con el panismo.

Elementos

  • El presidente pirinola. El nuevo edil de Teziutlán, Antonio Vázquez, comienza a ser llamado en su municipio el «alcalde pirinola», porque su síndico Cecilia Flores Mota, recientemente fue acusada de un presunto intento de despojo.
  • Mal comienza la semana a quien ahorcan el lunes y todo apunta a que los próximos 4 años y 8 meses serán muy largos para la gente de Teziutlán, debido a que, al parecer, su nuevo edil Antonio Vázquez y su equipo no son muy proclives a cumplir con la ley. Al menos eso es lo que se dice de la síndico Cecilia Flores Mota.
  • En el juzgado civil de la Perla de la Sierra se asienta el expediente legal 1037/2013, que es una demanda que la particular María Eugenia Jiménez Tajonar interpuso contra la ahora «representante del pueblo» en el Cabildo teziuteco, a la que acusa de no querer desalojar un inmueble que le fue rentado para que Flores Mota pusiera su guardería llamada «pirinolas», con permiso de Sedesol.
  • Aunque pronto cobrará – y muy bien por cierto- como síndico Flores Mota no quiere dejar el negocio de la guardería «pirinolas» y, por eso, se niega a devolver el inmueble que le pidió María Eugenia Jiménez Tajonar, quien tuvo que recurrir a la vía legal para desalojarla.
  • Hasta ahora, el «alcalde pirinola» Antonio Vázquez no le ha pedido a su compañera de Cabildo que desaloje el edificio y le ahorre problemas a su recién iniciada gestión.
[email protected]
http://robertodesachydebate.blogspot.com
http://desdepuebla.com/