Naciones Unidas.- El primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, advirtió hoy ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que una agresión militar de Rusia a su país alentaría la venta de armas nucleares en el mundo.

Al participar en la sexta sesión del Consejo de Seguridad sobre la crisis en Ucrania, Yatsenyuk recordó que su país tiene un acuerdo con Rusia de que no sería atacado si le cedía todo su arsenal nuclear, en lo que se conoce como el Memorando de Budapest, de 1994.

Luego de estas acciones será muy difícil convencer a alguien en el mundo para que no tenga armas nucleares”, expresó el primer ministro ucraniano durante la sesión.

Expresó que su país cedió a Rusia lo que era considerado el tercer arsenal nuclear más grande del mundo, a cambio de tener garantías de respeto a su integridad territorial, en un acuerdo que a su juicio ahora está siendo violado.

Yatsenyuk insistió, sin embargo, en que una solución pacífica aún era posible con Rusia, pese a que un referéndum en la península de Crimea será celebrado este sábado con el objeto de darle a su población la opción de unirse a Rusia.

Para ello, urgió “a la Federación Rusa a que acuartele a sus fuerzas militares desplegadas en Crimea y a que comience un diálogo real y negociaciones con el fin de detener este conflicto”.

A la comunidad internacional, Yatsenyuk pidió “apoyo para detener esta crisis, que va más allá de las fronteras de Ucrania”, y que ha socavado la legalidad internacional.

Por su parte, el vicesecretario general de la ONU para asuntos políticos, Jeffrey Feltman, aseveró durante la sesión a que el referéndum en Crimea ha complicado aún más “una volátil y ya difícil situación” en Ucrania.

En ese contexto, Feltman reportó además que las autoridades de Crimea le habían negado la entrada a la península al secretario general asistente para los derechos humanos, Ivan Simonovic, por la incapacidad de esta república autónoma dentro del territorio ucraniano de garantizar su seguridad.

Feltman, no obstante, también consideró que aún es posible “con esfuerzos concertados de la comunidad internacional” evitar que la crisis en Ucrania continúe deteriorándose.

Por su parte, el representante de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, manifestó que el referéndum en Crimea era algo fuera de lo ordinario, pero que era parte del esfuerzo de esa población por la libre auto-determinación.

Acusó también a los gobiernos de Occidente de promover la crisis en Ucrania, lo que terminó por causar “un vacío de poder” luego de la salida de Viktor Yanukovich del gobierno.

Mientras tanto, Samantha Power, representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, reveló que el Consejo de Seguridad prepara una resolución sobre la situación en Ucrania, que tendría el apoyo de 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad.