Si bien en Puebla no se presentan los elevados índices de contaminación ambiental como los de la Ciudad de México, al año se registran 48 muertes, 84 hospitalizaciones y hasta 7 mil consultas por enfermedades relacionadas al daño ambiental.

Lo anterior fue dicho por el doctor Ernesto Mangas Domínguez, investigador de la Facultad de Biología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP),con datos del Sistema Nacional de Información en Salud (SINAE).

Cita que en el mundo se registran 220 mil muertes por cáncer que están asociadas directamente a la contaminación atmosférica. Mientras que el SINAE, indica que la mortalidad en México por enfermedades respiratorias en niños recién nacidos hasta cuatro años, es la tercera causa de muerte.

En el marco de la Mesa de Actualizaciones Jurídicas en Materia Ambiental, celebrada en la Universidad Madero (UMAD), el también catedrático considera que para el caso de Puebla la contaminación atmosférica es baja, considerando que está 60 puntos por debajo de los máximos permitidos que por ejemplo llega a alcanzar la Ciudad de México.

Dijo que en el mundo ocurren 3.2 millones de muertes al año relacionadas con la contaminación atmosférica.

En México, de acuerdo al más reciente reporte obtenido en el 2010, se registraron 20 mil 500 muertes por estas causas. La problemática de salud que genera la contaminación ambiental atmosférica son los padecimientos respiratorios, básicamente los contaminantes gaseosos.

Además, pueden generar accidentes cerebro-vasculares, enfermedades pulmonares de obstrucción crónica y afecciones cardiacas, todo ello de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

La contaminación atmosférica es generada principalmente por automotores.

Sincronización de semáforos, una alternativa

Mangas Domínguez hace ver que en Puebla ya existen estancamientos viales que nos llevan varios minutos en transitarlos.

Las personas que llegan a vivir cerca de estas áreas donde van a generarse estos estancamientos, son las más propensas a generar altos niveles de contaminación, por las elevadas concentraciones de gas que se generan, advierte.

De acuerdo con diversos estudios en el mundo, se determina que parte de la solución es simple.

Se ha disminuido hasta en un 60 por ciento la contaminación atmosférica que generan los automotores, simplemente sincronizando los semáforos.

En el sentido de que en donde existen avenidas en donde me toque el verde, pero en el siguiente me va a tocar rojo, en todas las estaciones me voy a estar deteniendo al menos medio minuto en cada esquina durante un tramo largo”, según expone.

Advierte que eso se multiplica por el número de automotores que circulan por la ciudad en el municipio, la generación de gases por tener vehículos en “trabajo muerto” es decir, detenidos por tiempo hora al día, realmente es muy superior.

Detalla que en México la Norma Oficial (NOM) está 160 por arriba de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) en materia de generación de gases contaminantes.