Mediante un comunicado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) confirmó que luego de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, ha perdido parte de sus atribuciones en el proceso de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT). El regulador informó que será pospuesto el apagón analógico previsto para ocurrir el próximo 29 de mayo en cinco ciudades de la frontera norte del país.

El antecedente más cercano se encuentra en la prueba piloto ocurrida en la ciudad de Tijuana, donde las transmisiones de televisión en formato analógico finalizaron el pasado 18 de julio. En esta localidad, la penetración de la TDT superó el umbral del 90% requerido en la política de transición. Esto fue posible gracias a un programa de reparto de decodificadores y antenas encabezado por la ahora extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), que no estuvo libre de críticas.

En julio de 2013, la COFETEL modificó la política de transición, estableciendo que el apagón analógico se llevaría a cabo el 29 de mayo de 2014 en Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Monterrey. Seguía vigente la condición de contar con al menos un 90% de penetración de la TDT en estas localidades un mes antes de la fecha definida.

Sin embargo, el nuevo regulador – es decir, el IFT – informó que, en promedio, la penetración no alcanza el 30% en estas ciudades fronterizas, por lo que el apagón será pospuesto al 26 de noviembre de este año. Mucho tuvo que ver la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en esta decisión, a pesar de que el IFT es un organismo constitucionalmente autónomo.

Justamente ayer, también a través de un comunicado, la SCT informó que iniciará en mayo – apenas – la entrega de poco más de 100 mil televisores digitales en municipios de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. Vale aclarar que la Secretaría no viola ninguna disposición al emprender esta tarea. Por el contrario, cumple con el mandato establecido en el artículo décimo séptimo transitorio de la reforma constitucional en la materia.

Al dejar los legisladores el proceso de transición a la TDT en manos de la SCT, ataron de manos al organismo regulador, sometiéndolo a los designios del Presidente de la República. Aplazar el apagón analógico en estas ciudades fronterizas es solamente una muestra de las consecuencias que pueden acarrear algunos detalles de una reforma constitucional que en su momento fue muy aplaudida.

Por lo pronto, la SCT promete publicar – ahora sí – el programa de trabajo para la transición que se comprometió a hacer público desde inicios de año. Mientras tanto, el IFT tendrá que coordinarse con esta Secretaría de Estado, a fin de llevar a buen puerto la transición que deberá culminar, a más tardar, el último día de 2015.

Con la reforma constitucional, los legisladores desaparecieron a la COFETEL para crear al IFT como un regulador fuerte e independiente. Parece que la jugada no está dando buenos resultados.

Twitter: @irosasr
Blog: irosasr.mx