La cifra de muertos por la explosión e incendio en una mina de carbón de Turquía aumentó a 274, informó esta noche el ministro turco de Energía, Taner Yildiz, mientras familiares y compañeros de las víctimas realizan protestas.

En un nuevo balance, difundido la medianoche de este miércoles y reproducido por la agencia turca de noticias Anadolu, el ministro precisó que “hasta ahora hemos encontrado los cadáveres de 274 mineros, de los cuales 196 han sido entregados a sus familiares”.

Yildiz señaló que los rescatistas han laborado casi de manera ininterrumpida desde que el martes ocurrió el accidente y en las últimas horas encontraron 36 cuerpos más, los cuales se sumaron a los 238 localizados con anterioridad.

Los equipos de rescate prosiguen la remoción de escombros y el bombeo de oxígeno a los túneles donde se cree que aún hay mineros con vida, explicó en declaraciones a Anadolu.

Al momento del estallido y derrumbe había más de 800 trabajadores en la mina, ubicada en la ciudad de Soma, occidental provincia de Manisa.

Por su parte el ministro de Salud, Mehmet Muezzinoglu, indicó que 61 mineros heridos están bajo tratamiento médico en hospitales cercanos.

El gobierno de Turquía decretó tres días de duelo nacional por el que podría convertirse en el peor accidente minero en la historia reciente del país.

En tanto, familiares y compañeros de los trabajadores de la mina de Soma organizaron protestas este miércoles en dicha ciudad, donde se enfrentaron con la policía e incluso agredieron el convoy del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, quien visitó el lugar.