Dominique Strauss-Khan, ex director del Fondo Monterio Internacional (FMI), demandará a un prostíbulo belga por el uso de sus iniciales.

Se trata de DSK club, que a decir de su propietario, Dominique Alderweireld, sólo son las iniciales de Dodo Sex Club, un lugar que abrió sus puertas apenas el miércoles en la localidad de Blaton.

El negocio que también funciona como table dance, es atendido por seis mujeres y un transexual y llama la atención; porque la fotografía de Strauss-Khan se encuentra colocada en la barra.

En su momento, Dominique Strauss-Khan vio truncada su carrera por la presidencia de Francia, tras la violación de una empleada de limpieza en un hotel de Nueva York.

Actualmente, existe un DSK Club, relacionado a un movimiento de apoyo para el ex funcionario.