Si bien el actuar de las autoridades no ha sido pasivo, la atención a la situación de las sexoservidoras debe ser visto desde un punto de vista preventivo y no desde una perspectiva policial, persecutoria y “criminalizante” que afecta a las mujeres.

Así opina Martín Juárez Guevara, responsable del Programa de Trata de Personas en el Instituto de Derechos Humanos “Ignacio Ellacuría”, quien opina que es preocupante la incidencia de la prostitución en Puebla, al existir contextos de explotación de mujeres y trata de personas.

En entrevista con Poblanerías en línea, sostiene que la Ibero Puebla propone establecer criterios más claros e identificar cuánta población se dedica al sexo-servicio y mejorar las prácticas preventivas, para “atacar” de origen el tema.

Se brinda información a los niños y a las mujeres, pero en realidad no se gestiona seguridad dentro del contexto comunitario”.

El catedrático de la Universidad Iberoamericana Puebla, asegura que la autoridad debe asumir un compromiso inmediato y conocer la cifra real de mujeres que ejercen la prostitución a fin de regularizar la explotación a que son sujetas.

Existe un proceso de criminalización de ellas mismas, de ahí la importancia de que las autoridades puedan prever cuáles son las situaciones que este grupo minoritario están pasando y se haga un conteo pleno de cuántas mujeres están en estas condiciones”.

Reitera que este censo no existe y por ello, se desconoce también en qué condiciones trabajan y cómo la realizan y sobre todo, establecer mecanismos para que las sexoservidores denuncien los casos de violencia a las que son sometidas, dado que generalmente nunca lo hacen.

Sin embargo, también reconoce que muchas de las sexoservidoras viven explotación sexual pasan por las zonas de prostitución de Puebla u otros lugares, pero esos contextos promueven que se sigan captando más jóvenes.

Se quedan con todo el dolor y el sufrimiento que les ocasionan las personas que las están explotando, se requiere una claridad de este contexto”.

En este sentido, reconoció la complejidad que representa el tener un diagnóstico de esta situación, dado que muchos de los contextos están protegidos incluso por otras personas, las autoridades e incluso la propia policía, hecho que somete a las mujeres a situaciones de alto riesgo.

No a la zona de tolerancia

Juárez Guevara aseguró que la instalación de una zona de tolerancia no es la solución del problema, dado que su autorización promovería en automático la trata de personas, es decir, la gente que va a querer tener personal en este espacio, va seguir promoviendo la captación de mujeres, no sólo en Puebla, sino incluso de otros estados, específicamente de Chiapas.

En cuanto a la posición que hoy día guardan aquellas mujeres que aseguran no ser explotadas por nadie, y que su actividad de sexoservidora es un “modus vivendi” y por ende necesario para ellas, el catedrático justificó la presencia de estos grupos, sin embargo, asentó que muchas de ellas están instruidas para manifestar ese hecho.

Muchas de ellas son víctimas y están aleccionadas por los tratantes o por las personas que las cuidan y las vigilan, aunque debo reconocer que otras tantas se dedican a esta actividad por la situación estructural del país que engloba la pobreza y el hambre”.

Sector estigmatizado

Abunda que se pronuncian por una reducción de daños, por ejemplo en los hospitales en donde la gente va atenderse, es decir, que haya una mentalidad distinta del personal médico para atender a este tipo de población.

Es común que no las quieran atender por que se dedican a la prostitución o bien las atienden de una muy mala manera, necesitan alguien que las escuche y las respalde y les de servicios y las asista para que busquen formar alternativas y no estar estigmatizadas por ejercer la prostitución, puesto que nunca dejan de ser personas”.

Abunda que son personas que al igual que el resto, tienen una serie de necesidades en el día a día, que ellas buscan resolver.

Hay que tener una actitud diferente frente a estas personas en términos de la asistencia, de los servicios de salud que se les ofrece, así como en términos de seguridad pública y asistencia social”.

Escucha la entrevista con Martín Juárez Guevara