En 2002 un tal Ronaldo con 2 pirulos en el estadio de Yokohama en Japón, se encargó de arrebatarles la gloria de las manos a Oliver Kahn y compañía; en su mundial en 2006 en la ronda de semifinales, un italiano de apellido Grosso calló a toda Baviera con un zurdazo que no pudo detener Lehmann; en 2010, igualmente en la antesala de la final, el tarzán español de nombre Carles y apellido Puyol, pulverizó las chances teutonas con aquel descomunal cabezazo en la fría noche sudafricana en la ciudad de Durban.

4 mundiales, 4 semifinales consecutivas, 1 subcampeonato y 2 terceros lugares después el futbol le hace justicia a Die Mannschaft, que consigue el tetracampeonato del mundo en Brasil 2014.

Acostumbrados siempre a estar en el pódium, los teutones y su genética ganadora se habían tenido que conformar los últimos 3 mundiales con terceros y segundos lugares, competitivos de toda la vida, invitados de honor para definir al campeón prácticamente desde que se inventaron los mundiales, luego de 3 intentos fallidos consiguen la tan ansiada cuarta estrella en el escudo.

Su mundial en Brasil 2014 podría decirse que fue perfecto, los 7 partidos fue superior a su rival, nunca defendió el resultado, siempre abogó por atacar y hacer goles, no pegó, jugó. No siempre el que mejor juega termina quedándose con la copa, hoy afortunadamente así fue. El decálogo Alemán es irrefutable:

1. Pulveriza y aniquila las esperanzas de tu rival (Portugal) de atreverse siquiera a pelearte el primer lugar de grupo desde el primer partido del mundial.

2. Reconoce el nivel de tu adversario (Ghana) que a pesar de complicarte la existencia, gracias a tu cabeza fría e insistencia por empatar y darle la vuelta al marcador, no fue capaz de vencerte aun en la noche que más expuesta estuviste.

3. Dignifica y honra tu propia historia porque cuando pudiste bajar las revoluciones y sentirte calificado ante Estados Unidos, fuiste ambicioso y profesional, yendo por el triunfo que uno de tus mejores soldados, Thomas Muller, consiguió con un golazo desde fuera del área.

4. Sé paciente y calculador, cuando enfrentaste a una Argelia que exhibió tus debilidades para que después tú las transformases en fortalezas, cuando tuviste que liquidar, lo hiciste con el instinto asesino de Schurrle y la mágica zurda de Mesut Ozil.

5. Déjate la piel y el alma cuando tengas enfrente a un rival (Francia) de tu misma envergadura, embístelo con exactitud quirúrgica y no le des nunca tiempo de ponerse en pie de nueva cuenta, noquéalo.

6. Conságrate para siempre humillando en su mundial y en su propia casa al pentacampeón del mundo (Brasil), anótale un gol, dos, tres, cuatro hasta que te canses o llegues a 7. Respétalo no bajando revoluciones sino brindándole la peor goleada en su historia y en la historia de los mundiales. Mineirazo.

7. Inmortaliza al delantero con mejor instinto asesino en tu basta y extraordinaria historia con 2 goles (ante Ghana y Brasil) y con el título en solitario de máximo anotador en copas del mundo (16 goles). Histórico Miroslav Klose.

8. Paraliza y neutraliza al mejor jugador del mundo (Lionel Messi) con la mejor dupla de centrales del planeta, Mats Hummels y Jerome Boateng. Pulcros y solidarios, valientes y exactos en la marca. Impasables.

9. Destruye cualquier intento de creación de ataque: Portugués, Ghanés, Estadounidense, Argelino, Francés, Brasileño y Argentino con los colosos impenetrables llamados: Sweinsteiger-Khedira. Construye tu juego y tu futbol con los finos pinceles de: Tony Kroos, Mesut Ozil y Thomas Muller. Artistas.

10. Ganar, ganar y volver a ganar, tu ADN así lo demanda, tu historia así lo requiere y tu fantástica generación de futbolistas así lo sentencian. Fuiste mejor, fuiste superior, no desesperaste, apostaste por liquidarlo en el tiempo extra y cumpliste tu palabra. Que Gotze toda Alemania.

Neuer, Lahm, Boateng, Hummels, Howedes, Khedira, Schweinsteiger, Kroos, Ozil, Muller y Klose, una generación fantástica de futbolistas y que muchos de ellos dan para otro ciclo mundialista, tiene en el horno ya a los: Draxler, Gotze, Grosskreutz, Kramer, Mustafi, Durm y Schurrle listos para la Eurocopa en Francia 2016 y el mundial en Rusia 2018, de la mano del ya consagrado Joachim Low, pentacampeonato a la vista.

Hoy la tan citada y gran frase del excelso delantero inglés, Gary Lineker, vuelve a tener vigencia dentro del futbol mundial: "El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y, al final, los alemanes siempre ganan",y aparte juegan bien, felicidades al nuevo campeón del mundo, felicidades al Weltmeister, die Mannschaft.

@tonysanchezcam